4 de julio de 2016 02:30 AM
Imprimir

Las producciones regionales consolidan un 2016 en crisis

Con la eliminación de retenciones no aumentaron las exportaciones, pero se benefició a grupos concentrados. En cambio, disminuyó el consumo interno por la pérdida del poder adquisitivo y aumentaron los costos con pérdida de productividad.
Los últimos datos brindados por el Indec, a seis meses de la devaluación de la moneda realizada en diciembre de 2015 muestran el problema existente en torno a las economías regionales. Un relevamiento realizado por El Enfiteuta para el caso de los frutales, muestra que los volúmenes de exportación no crecen, y que las ventas al mercado interno encuentran una mayor dificultad por la caída del poder adquisitivo. 
 
De esa forma, la devaluación y la quita de derechos de exportación, dos de las primeras medidas tomadas por Mauricio Macri luego de asumir el 10 de diciembre de 2015, no han traído a las producciones regionales agroindustriales un incremento en lo que a exportaciones se refiere, pero sí ha sumado un mercado interno deprimido. Estas situaciones se repiten tanto en el caso de los complejos de frutas de pepitas (peras y manzanas), frutas de carozos (ciruelas y duraznos) como citrícolas (naranjas, mandarinas, y pomelos) y bananas.  
 
Como uno de los casos más significativos, en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, las ventas externas de peras y manzanas mostraron una caída del 6% y 12% respectivamente en dólares y del 7% en ambos casos en toneladas entre enero y abril 2016, contra el mismo lapso de 2015. Se trata de una de las producciones en la que mayor brecha de ingresos entre los actores de la cadena se verifica con un precio al productor de entre 2/2,50 pesos por kilo mientras que el consumidor final abona entre 20 y 30 pesos.
 
Por otra parte el complejo de fruta de carozo (principalmente ciruelas y duraznos) registra una disminución de las ventas externas en un 72% y 51% en toneladas y un 73% y 43% en dólares, respectivamente, entre el primer cuatrimestre de 2016 contra el mismo periodo 2015.
 
Las exportaciones de mandarinas, naranjas y pomelos (actividades que se desarrollan en el noroeste argentino principalmente Entre Ríos y Corrientes) no fueron la excepción. Las mismas registraron una caída tanto en dólares -del 49%,90% y 90% respectivamente- como en toneladas -del 52%, 92% y 98% respectivamente- en el mismo periodo que los otros complejos. El caso de las exportaciones de limones es el único diferente: las ventas al exterior de limones de Tucumán se incrementaron un 181% en dólares y un 151% en volumen, en el mismo periodo.  
 
Eliseo Rovetto, Secretario de Economías Regionales de la FAA, aseguró que “la situación de los productores es delicada. Las regiones del NOA y del NEA están que explotan”. En materia de la producción frutícola, el federado explicó que es “importante frenar las importaciones de naranjas españolas como así también las manzanas y uvas de mesa de Chile”. 
 
Rovetto sostuvo que el productor puede competir, pero no con los costos actuales. “A los pequeños y medianos productores jamás les va a llegar la eliminación de retenciones del 5% para las economías regionales ya que eso se lo apropian los grandes operadores de la cadena. Los pequeños productores viven y abastecen el mercado interno, son los eslabones más débiles conjuntamente con los consumidores”.
 
También destacó que “el caso más paradigmático son las bananas de Formosa, lugar de proveniencia del actual Ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile. En dicha producción se pasó de 15.000 hectáreas a 3.500 con 250 pequeños y medianos productores. Uno de los tantos casos donde se debería intentar frenar la importación proveniente del Paraguay aunque sea los meses de cosecha, ya que las mismas compiten en calidad y en estacionalidad con las bananas argentinas”.
 
La situación de estas producciones regionales ya ha generado que los productores llevaran a cabo diversas protestas, tratando de poner el tema en la agenda de gestión del gobierno. A menos que el tema realmente sea incorporado por el gobierno y se tomen medidas específicas, es de esperar que las medidas continúen e incluso se agraven.

Fuente:

Publicidad