4 de julio de 2016 18:06 PM
Imprimir

Reino Unido: posibles efectos del Brexit en la industria de alimentos de la UE

Durante 2015, las exportaciones de alimentos y bebestibles de Reino Unido aumentaron considerablemente, destacando el cacao, las preparaciones alimenticias, las frutas y verduras procesadas, la leche, los cereales, el té, café y especias.

En el año 2015, las exportaciones de Reino Unido a Estados Unidos representaron un 14,5% del total, siendo los bebestibles el principal producto, por USD 2.100 millones. Por otro lado, las importaciones de Reino Unido provenientes de la Unión Europea abarcan alrededor del 25%, mientras que de Norteamérica se importa sólo un 4%. Es por esto que, tras el anuncio de la salida de la UE , se espera que la libra decrezca frente al dólar y al euro, haciendo más costosas las importaciones.

 

 

Entre los beneficios de formar parte de la UE, se encuentra la posibilidad de intercambiar bienes entre los miembros de manera simplificada, dado el libre movimiento de capital, servicios y trabajo. Sin embargo, si se materializa la salida de Reino Unido, éste deberá comercializar de manera individual con cada uno de los países que conforman la UE.

 

Según estadísticas de la European Fresh Produce Association (Freshfel), en 2015 Reino Unido importó un total de 5,6 toneladas métricas, equivalentes a USD 7.500 millones, de las cuales casi la mitad provino de la UE.

 

 

Por otro lado, la UE debe definir qué va a hacer con la Política Agraria Común (PAC), ya que representa más del 40% del total del presupuesto de la UE y más de la mitad de los ingresos de los agricultores de Reino Unido provienen de esta política, a través de subsidios agrícolas que alcanzan para el caso de Reino Unido, USD 4 millones. Como consecuencia se espera un aumento en los precios para asegurar rentabilidades, donde las frutas y verduras debiesen ser las que más suban.

 

 

Similar a lo que ocurre en Suiza, existe la posibilidad de que aumente el consumo de productos locales en Reino Unido, impulsando de esta manera la soberanía alimentaria y consecuentemente un alza en los precios.

 

 

Para la industria chilena, la UE representa un mercado sumamente relevante, al ser el segundo destino principal de las exportaciones silvoagropecuarias chilenas, concentrando el 19% del total enviado en 2015. Desde la entrada en vigencia del Acuerdo de Asociación Económica en 2003, las exportaciones silvoagropecuarias chilenas hacia la Unión Europea han crecido de USD 1.434 millones a USD 2.791 millones en 2015.

 

 

Durante 2015, las exportaciones a la Unión Europea sufrieron una disminución de 11,4% respecto de 2014, dado principalmente por una caída de los principales cuatro productos, entre los que se encuentran: las preparaciones para alimentación infantil, los vinos con denominación de origen, las maderas contrachapadas y las manzanas. Sin embargo, productos como uvas, purés y jugos de tomate, pasas, duraznos procesados, preparaciones de pulpa de manzana y vino espumoso, entre otros, mostraron aumentos en las exportaciones, al compararlas con el año 2014.

 

 

Para las exportaciones chilenas en 2015, Reino Unido fue el segundo mercado principal dentro de la Unión Europea, al concentrar el 19,4% de lo exportado, siendo superiores solamente los envíos a los Países Bajos.

 

 

Según cifras de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) en 2015 se exportaron productos agrícolas por USD 481 millones a Reino Unido. Esta cifra ha mostrado una tendencia al alza en los últimos diez años, considerando que en 2005 se exportaron USD 319 millones.

Fuente:

Publicidad