5 de julio de 2016 11:10 AM
Imprimir

El consumo interno en caída libre, en junio se desplomó 9,8%

Según la Confederación de pequeñas y medianas empresas las cantidades vendidas acumulan una baja en el año del 6,4%. El gobierno cree que con la ley de promoción Pyme habrá mejoras, pero la demanda está muy deprimida. Para la CAME fue “un mes muy malo” con bajas en todos los rubros.
“En un mes muy malo para el consumo, las cantidades vendidas por los comercios minoristas bajaron 9,8% en junio frente a igual mes del año pasado”, informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) este sábado en un comunicado.
 
Según la entidad se trata del “sexto mes consecutivo en que las ventas se retraen, agravando la situación de las empresas del sector, que con poco margen de liquidez, deben afrontar las fuertes subas en los costos de la actividad” con una baja acumulada en el primer semestre que se hundió un 6,4%.
 
Para el diputado del PRO Daniel Lipovetzky la situación va a empezar a mejorar a partir de la sanción de la ley que estimula a las empresas pequeñas y medianas. Es que la ortodoxia económica cree que mejores condiciones de oferta impactan en el consumo de manera favorable, pero el problema parece estar en la demanda: lo que sobra en los negocios es mercadería.
 
Precisamente el mes pasado “el consumidor volvió a controlar con meticulosidad su presupuesto, evitando compras innecesarias y tratando de encontrar los mejores precios y las ofertas más convenientes del mercado. La situación es grave, porque no se trata de una retracción por expectativas desfavorables, sino por la pérdida concreta de ingresos en muchas familias que las obliga a recortar su canasta de consumo”, enfatizó la Came sobre el relevamiento realizado a 1.330 comercios.
 
Sobre una veintena de rubros, los indicadores interanuales de cantidades vendidas dieron números negativos en todos. Por caso, hubo un 2,8% menos de venta de alimentos que no es la menor baja, pero es la que más impacta en la medición. Caídas del 19,2% en la venta de electrodomésticos, también caídas en torno al 13,5% en ferreterías y neumáticos. 
 
Así, con una inflación que duplica a la del año pasado, las ventas se derrumbaron de manera exponencial, como lo muestra el gráfico de El Enfiteuta. Para Came, la de junio “es la mayor caída del año y agudiza los problemas de liquidez y rentabilidad del comercio”.

Fuente:

Publicidad