13 de abril de 2010 07:10 AM
Imprimir

En Uruguay  los aumentos de casos de sarna ovina preocupa a productores y técnicos

Preocupa a técnicos y productores la aparición de focos de sarna en majadas ubicadas en establecimientos en las seccionales 9ª y 10ª del departamento de Paysandú, por lo que este jueves a las 15 horas en el local Gastelú se realizará la segunda reunión para tratar el tema.

Los propios productores plantearon la situación a las autoridades sanitarias oficiales, por lo cual en coordinación con la Comisión Departamental de Salud Animal (Codesa), los Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y los productores, se realizó un mes atrás una reunión en la que se resolvió conformar una comisión de seguimiento.
En la oportunidad se resolvió “crear una zona en saneamiento que lo declara la Comisión Nacional Honoraria de Salud Animal (Conhasa) en coordinación con los Servicios Ganaderos y la división Sanidad Animal”, sostuvo a EL TELEGRAFO el doctor Eduardo Paradiso, jefe de los Servicios Ganaderos departamentales. Precisó que “delimitada una zona geográfica, todos los productores que están dentro de esa zona deben cumplir determinadas normas sanitarias para solucionar los focos o eventualmente tomar las precauciones”. Aclaró que se la solicitado a todos los productores que están dentro de esa zona que “realicen tratamiento con inyectables como precaución contra la sarna, porque en estos momentos no es conveniente el baño de los animales”. De todas maneras para el momento de la esquila “se adoptarán otras medidas”, dijo. Todos los productores que están en esa zona “están imposibilitados de movimientos de campo a campo, sin la autorización del servicio oficial”. Paradiso aclaró que “no hay inconvenientes en los movimientos hacia frigoríficos”. Al ser una zona lindera con el departamento de Salto, separada solo por el río Daymán, también allí se crea una zona de saneamiento. Se estima –según Paradiso– que del lado de Paysandú hay unos 120.000 lanares y alrededor de 40 productores.
En los focos de sarna que se conocen ya se adoptaron las medidas correspondientes “y lo que se pretende es que quede ahí y se terminen los problemas”, señaló el veterinario sanducero.
No la conocen
Después de varios años sin problemas, “los productores no la conocen”, dijo Paradiso respecto a la enfermedad en los ovinos. “Seguramente nosotros no hemos terminado los estudios de la epidemiología en Uruguay, pero ha venido de otros lugares en donde hay sarna instalada”.
Acotó que “hay productos antiparasitarios internos para el gusano, que actúan sobre la sarna, enmascarándola y determinando que el productor no se de cuenta que tiene sarna, brindando antiparasitarios internos” Subrayó que “no le adjudicamos culpabilidad o intencionalidad a los productores, porque además tienen mucha voluntad de terminar con el problema”.
Sintomas
Paradiso recordó que los primeros síntomas en el animal “son de inquietud y picazón en la piel. El lanar se muerde en la zona que tiene la sarna, o busca rascarse contra los alambrados o con las patas”. Dijo que también puede ser provocado “por otras cosas, como por ejemplo el piojo o la aparición de hongos a causa de pasturas altas”. Indicó que cuando es incipiente la enfermedad, “en la piel se ve un granito, pero ya cuando es mayor se aprecian costras o falta de lana”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *