8 de julio de 2016 16:51 PM
Imprimir

Cada argentino consume un 7,7% menos de carne

El dato resulta de la comparación del primer semestre de 2016 respecto al mismo período del año anterior. La producción cayó un 6,2%

Por tercera vez en el año, en junio la faena de hacienda vacuna se ubicó por debajo de las 950 mil cabezas. En relación a mayo se registró una caída de 3,7% y en términos interanuales la caída llegó a 11,4%. Puesta en términos absolutos, la contracción fue de 122.232 cabezas en relación a junio de 2015.

Puesta en una perspectiva ‘histórica’, la faena correspondiente a junio fue de las más bajas, ocupando el 33º puesto de los últimos 37 junios. Sólo resultaron menores los niveles de faena correspondientes a junio de 2001, de 1998, de 2011 y de 2012. En tanto, al contrastar con el promedio histórico del mes (1980-2015), la faena de junio fue 11,3% menor.

 

 

El principal factor explicativo del bajo nivel de faena está dado por el proceso de retención de vientres que ya lleva más de un año (el cual fue potenciado en algunos meses por el factor climático adverso). En particular, en junio del corriente año la faena de hembras equivalió a 41,7% de la faena total. En un contexto de caída de la faena de todas las categorías (con excepción de los toritos), en relación a junio del año pasado la faena de hembras cayó a una velocidad mayor que la de los machos (-12,7% vs. 10,9%).

 

En el primer semestre del año la faena total también resultó baja en términos ‘históricos’. Con un total faenado de 5,698 millones de cabezas, el nivel de actividad de enero-junio de 2016 fue 7,0% más bajo que el correspondiente al mismo semestre del año pasado, se ubicó en el puesto 34º de los últimos 37 años y quedó 11,7% por debajo del promedio referido al mismo lapso de 1980-2015. En términos interanuales, la faena disminuyó en 427.872 cabezas.

La participación de las hembras fue de 41,1% en el primer semestre del año, es decir 1,7 puntos porcentuales menor al ratio correspondiente a enero-junio de 2015.

En línea con el escenario contractivo, la producción de carne vacuna descendió 3,7% en comparación con mayo pasado y 11,3% en relación a junio del año pasado. En total se produjeron 214 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h) en el sexto mes del año y 1,288 millones de tn r/c/h en la primera mitad del año (-6,2% anual).

 

Nuevamente, casi la totalidad de la contracción señalada se explicó por la caída de la faena total, ya que el peso promedio declarado se ubicó en 225 kilogramos en gancho y registró una suba de apenas 0,2% interanual. En términos absolutos, la producción de junio fue inferior en 27,2 mil tn r/c/h con respecto a la de junio de 2015, al tiempo que la retracción llegó a 85,7 mil tn r/c/h entre enero-junio del año pasado y enero-junio del presente año.

 

 

Consumo

En enero-junio de 2016 se produjeron 1,288 millones de tn r/c/h, es decir 6,2% menos que en la primera mitad de 2015. De esta forma, los despachos a mercado (interno y externo) resultaron menores en 85,7 mil tn r/c/h con respecto a enero-junio del año pasado.

Del total producido en lo que transcurrió del año, casi 92% se volcó al mercado interno. El consumo total de carne vacuna a nivel doméstico fue de 1,185 millones de tn r/c/h (193,8 mil tn r/c/h en junio ’16). En términos interanuales se observó una contracción de 6,8% (-3,4% junio-junio). Las entregas al mercado interno se contrajeron en 86,9 mil tn r/c/h, explicando la totalidad de la disminución de la producción de carne vacuna entre los períodos analizados.

 

Y el consumo per cápita de carne vacuna retrocedió 7,7% entre los primeros semestres de 2015 y 2016. El promedio se ubicó en 55,3 kilogramos/año. En tanto, el promedio móvil de los últimos doce meses, marcó en junio de 2016 un nivel de 57,4 kg/hab/año, verificando una caída de 3,6% interanual.

 

Fuente:

Publicidad