8 de julio de 2016 16:55 PM
Imprimir

Financiación europea para acabar el desarrollo de un sensor de Salmonella en carne de pollo

CompartiremailFacebookTwitterLa Comisión Europea financiará la fase final del desarrollo de Heatsens_S, un nanobiosensor para la detección de Salmonella en carne de pollo diseñado por la empresa Nanoimmunotech. Este será capaz de detectar Salmonella en el mismo día de trabajo en el que se realiza el análisis frente a otras alternativas que tengan los resultados de […]

La Comisión Europea financiará la fase final del desarrollo de Heatsens_S, un nanobiosensor para la detección de Salmonella en carne de pollo diseñado por la empresa Nanoimmunotech. Este será capaz de detectar Salmonella en el mismo día de trabajo en el que se realiza el análisis frente a otras alternativas que tengan los resultados de hasta una semana, con una pérdida derivada que esto conlleva.

La innovación clave en la tecnología del bionanosensor Heatsens_S es el uso de nanoprismas de oro como detectores en el análisis. Estas pequeñas partículas, un nanómetro es una mil millonésima parte de un metro, están integrados en un dispositivo biosensor que está compuesto también por un par de anticuerpos que son capaces de detectar el analito.

Una muestra se irradia con un láser de modo que, en caso de que el analito está presente, los nanoprismas absorben la luz y emiten calor. El dispositivo mide el calor emitido, y esto es proporcional a la cantidad de analito presente en la muestra.

Además de ser un sistema ultra-sensible para detectar la presencia del analito aunque la una cantidad sea muy pequeña, es una tecnología muy versátil, ya que puede adaptarse a la detección de analitos muy diferentes como contaminantes en el agua, marcadores de cáncer en la sangre o bacterias un alimento. Su lanzamiento se formula como un dispositivo que consiste en un muy simple y fácil de usar, que llevan diferentes consumibles, adecuados para cada detección.

Dentro del plan de lanzamiento consumibles Heatsens_S, ya se está pensando en biosensores para otros patógenos en carne de pollo como Campylabacter, Listeria y E. coli. También se aplican a otras áreas del mercado agroalimentario, como la detección de alérgenos y otros sectores, como la salud.

Fuente:

Publicidad