9 de julio de 2016 23:24 PM
Imprimir

“Crecería en un millón de hectáreas la superficie maicera este año”

Julio Calzada, economista jefe de la Bolsa rosarina, proyecta un importante crecimiento de la superficie con maíz y una buena campaña triguera.

1 – ¿Cómo se está cerrando la campaña de soja y maíz?

La cosecha de maíz viene demorada. Por los problemas climáticos, el avance apenas supera el 50% contra el 66% que se había alcanzado el año pasado. Se proyectaba un rinde medio de 78 quintales por hectárea, pero por las lluvias de las últimas semanas no hay piso en algunas zonas y comenzaron a volcarse las plantas, lo que puede provocar nuevas pérdidas. De todas formas mantenemos una estimación de 27 millones de toneladas de grano comercial y con un fuerte contraste en los precios: a esta época del año pasado el maíz valía 890 pesos por tonelada y ahora cotiza a más de 2.900 pesos.

 

 

2 – ¿Qué pasó con la soja?

Los 21 días seguidos de lluvia en abril provocaron una pérdida de entre 4 y 5 millones de toneladas en Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos. Por eso la cosecha se proyecta en 55 millones de toneladas. En la soja que se trilló hay muchos problemas por daños, lo que está generando descuentos importantes a los productores. En general, los porotos vienen con bajo nivel de proteína pero con un buen porcentaje de aceite. Pero el aumento de las cotizaciones compensó la pérdidas. Con una soja a 435 dólares por tonelada, la cosecha vale casi 24.000 millones de toneladas, con una producción de 55 millones, y en marzo representaba unos 18.600 millones de dólares, cuando la soja valía 310 dólares y se esperaba una producción de 60 millones de toneladas.

 

 

3 – ¿Cómo viene la campaña triguera?

El panorama ha cambiado totalmente. Se espera que se siembre un millón de toneladas más que la campaña pasada y que el área llegue a las 4,5 millones de hectáreas. En la zona núcleo podrían perderse unas 150.000 hectáreas por el impacto de las últimas lluvias, pero el sudeste bonaerense, la principal zona triguera del país, los problemas climáticos son menores. Con estas perspectivas podríamos tener una cosecha de 14 o 15 millones de toneladas de trigo. Lo que si preocupa es la posibilidad de que se instalé el fenómeno de La Niña en la primavera, que puede inhibir el desarrollo de lluvias.

 

 

4 – ¿El maíz va a ser protagonista en la primavera?

También se proyecta que crecerá en un millón de hectáreas la superficie de siembra, que pasaría de 4,2 millones a 5,2 millones de hectáreas. Lo que preocupa a los productores son tres cosas: la posible falta de semillas, que los fletes siguen bastante altos en dólares y la probabilidad de un año Niña, porque el maíz es más sensible a los pulsos secos. El área con soja podría bajar de 20,2 millones a 19,7 millones de hectáreas.

 

 

5 – En este nuevo escenario, ¿vuelven los pooles de siembra y los fideicomisos del agro?

Es muy probable que estos esquemas retornen a la zona núcleo, aunque sin el furor de 2002 o 2003. Es evidente que el agro vuelve a atraer capitales que van a entrar a competir por el mercado de la tierra, ya que los números son totalmente distintos a los de la campaña pasada. Esta situación, lógicamente, puede tener repercusión en el valor de los alquileres.

 

 

6 – En el mediano plazo, ¿qué puede pasar con la cotización internacional de los granos?

En este momento, el mercado está muy “timbeado” por el clima y la influencia de los fondos de inversión. El mejor escenario es que se mantenga lo más posible el actual precio de la soja, que no parece que pueda seguir subiendo mucho más

Fuente:

Publicidad