13 de abril de 2010 09:05 AM
Imprimir

Tamberos no quieren a Soros en Milkaut

¿Se vende Milkaut? Tras varios años de silencio, regresaron las versiones sobre una posible venta de la empresa láctea, cuyo principal accionista con el 54% del capital es la cooperativa Asociación Tamberos Unidos (AUT; de ahí su razón social).

Entre los supuestos interesados se menciona al fondo Adecoagro, que tiene como inversor principal al magnate George Soros y que hace un par de años intentó comprar SanCor (otra cooperativa santafesina en problemas financieros) hasta que los Kirchner consiguieron un acuerdo de venta de leche en polvo a Venezuela a cambio de un aporte de fondos por parte del régimen de su amigo Hugo Chávez.

La situación es tan similar que parece poco probable que la gente de Soros logre quedarse con Milkaut: además, los medios locales hablan de un posible interés por parte de un grupo encabezado por Agustín Rossi, presidente del bloque «K» en la Cámara de Diputados. Sin embargo, la realidad sería otra: Rossi tiene una empresa de camiones que le da servicio a Milkaut; el diputado haría las veces de «facilitador» entre su cliente y otro grupo que estaría interesado en comprarla.

Los rumores mencionan también a «Los W» -de la familia Werthein-, la cadena de supermercados La Anónima de la familia Braun, la aceitera Vicentín, el grupo canadiense Agropur que -junto con Adecoagro- controla la cordobesa La Lácteo y, en fin, a cuanto posible inversor ronde territorio santafesino.

Viaje frustrado

De hecho el ahora renunciante presidente de Milkaut, Miguel Benvenutti, habría tenido todo «cocinado» con Agropur-Adecoagro y estaba a punto de subirse un avión rumbo a Canadá para cerrar la operación. Sus compañeros de comisión directiva lo bajaron del viaje, porque no quería venderle a ese holding.

Según medios de Santa Fe, la cooperativa láctea radicada en la localidad de Frank -en esa provincia- se vería obligada a desprenderse de parte de su capital accionario por la pesada carga financiera que implica el crédito por u$s 55 millones que tomó en la década del 90 con la Corporación Financiera Internacional, el brazo para inversiones en el sector privado del Banco Mundial. También se habla en Santa Fe de una deuda corriente con los bancos que la tienen como cliente, lo que empeoraría su situación.

En Santa Fe se habla de que a Milkaut le está pegando fuerte la falta de leche (estacional, es cierto) porque tiene una estructura demasiado grande para procesar los apenas 650.000 litros diarios. Su promedio a lo largo del año suele ser de 800.000 litros, contra los 3,5 millones de La Serenísima (Mastellone Hnos.) y los 3 millones de SanCor.

De todos modos, Milkaut conserva el quinto lugar entre las lecheras nacionales, detrás de las dos grandes (con el 15% del mercado cada una), la canadiense Zaputo (8%) y la local Williner (de la familia del mismo nombre) con el 5%.

¿Qué hará el socio minoritario, la estadounidense Bongrain? Esta alimentaria ingresó con el 44% del capital de Milkaut aportando la marca Santa Rosa y una planta (que sus competidores califican de «vetusta») en la provincia de Buenos Aires. Obviamente se trató de un movimiento de salida del país, y estarían más interesados que los propios tamberos en desprenderse de su tenencia en Milkaut.

Fuentes del mercado aseguran que la situación de la láctea podría revertirse con una importante inyección de fondos frescos, dado que se espera un muy buen año para la industria.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *