13 de abril de 2010 09:07 AM
Imprimir

Seis grupos empresarios pelean por controlar el 54% de Milkaut

Un nutrido grupo de empresas de capitales nacionales y extranjeros comenzaron a desfilar por las oficinas de Milkaut SA en Franck, Santa Fe, la octava industria láctea del país.

El objetivo: hacer una oferta para quedarse con el 54% que la Asociación Unión Tamberos (AUT), fundadora de la empresa, conserva de la compañía. Sucede que esa cooperativa, integrada por 450 productores, está analizando vender su parte en la empresa para reorientar su actividad. Desde 2006, otro 40% de Milkaut SA está en manos del grupo francés Bongrain y el 6% restante está en manos de inversores chicos.

Según fuentes del mercado, el precio para este tipo de compañía, que procesa 850.000 litros diarios de leche y 500.000 litros de suero, podría ubicarse en torno a los US$ 40 millones. La empresa tiene una deuda de US$ 50 millones, en su mayor parte con la Corporación Financiera Internacional (CFI, el brazo del Banco Mundial para el sector privado).

Pero hay más: un rumor divulgado en Santa Fe asoció a los diputados kirchneristas Agustín y Alejandro Rossi como potenciales interesados en la operación. La versión no es casual: los hermanos Rossi serían accionistas de una empresa de transporte que hace fletes para Milkaut. Además, Alejandro Rossi se desempeñó como asesor de la firma láctea. Los diputados también tienen un fuerte vínculo con el ex vicepresidente de la firma, Rubén Brechbuhl, que fue llamado por el Gobierno para ocupar un cargo en el área lechera. Además, los legisladores kirchneristas tienen el apoyo de sindicalistas lecheros de Santa Fe. Sin embargo, ante la consulta de LA NACION, Agustín Rossi desmintió la versión: "No tengo ninguna vinculación con la venta de Milkaut". Allegados al legislador señalaron que la difusión de la versión se originó en diferencias entre autoridades anteriores y actuales de la cooperativa.

Según pudo saber LA NACION, el pelotón de empresas que está detrás del porcentaje de la cooperativa en Milkaut es amplio. Entre otras, ya habrían realizado una oferta concreta o manifestado su interés un grupo ligado al supermercado La Anónima, la cerealera Dreyfus, la aceitera Vicentín y el grupo Werthein (dueño de la mitad de Telecom). Otra versión también dio cuenta ayer de un interés del grupo Chemo, vinculado al empresario Hugo Sigman. En 2006, durante la fallida venta de Sancor, Sigman, Eduardo Eurnekian y el grupo Eskenazi hicieron una propuesta por esa láctea.
Compradores

Otro interesado es el grupo conformado por la cooperativa láctea canadiense Agropur y la firma Adecoagro -entre cuyos inversores está el multimillonario húngaro norteamericano George Soros-, que poseen la firma La Lácteo, en Córdoba. Adecoagro ya intentó por separado quedarse con Sancor en 2006.

Hasta hace un mes, Milkaut fue presidida por Miguel Benvenutti, que renunció. En el ambiente industrial se dijo que, además de esgrimir razones personales, el dirigente se fue de la compañía en medio de una interna por la venta. Benvenutti estaba de acuerdo, según una fuente, en avanzar para que La Lácteo se quedara con el porcentaje de la cooperativa de productores.

Ayer, el actual gerente general de Milkaut, Federico Eberhardt, en diálogo con LA NACION admitió el actual proceso por el que está atravesando la empresa. "La cooperativa de productores está haciendo un análisis para ver si sigue siendo accionista de Milkaut. Y se pregunta dónde es más útil la cooperativa, es decir, si en asesoramiento y asistencia al productor o en industrialización de la leche", señaló. Según Eberhardt, la firma "abrió un registro" de potenciales compradores.

"Hay varios grupos económicos interesados", destacó, escueto. En este contexto, Eberhardt desmintió que los diputados Rossi estuvieran detrás de la firma. "No hay ninguna chance", expresó.

Según el directivo, la empresa va a evaluar los distintos proyectos y luego decidirá en asamblea cuál considera como la mejor propuesta. Algunas fuentes dicen que La Lácteo es una de las firmas que corre con más ventaja en esa carrera.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *