11 de julio de 2016 18:15 PM
Imprimir

Trigo, con 10% menos de intención

CompartiremailFacebookTwitter“Con un nivel de napas al límite y atmósferas saturadísimas de humedad, la siembra triguera se congela en el 78% del área de intención en la zona núcleo. Ya se estima que el 10% de la superficie planeada no conseguiría su lugar en esta campaña. Las fechas límites para los ciclos cortos están cada vez […]

“Con un nivel de napas al límite y atmósferas saturadísimas de humedad, la siembra triguera se congela en el 78% del área de intención en la zona núcleo. Ya se estima que el 10% de la superficie planeada no conseguiría su lugar en esta campaña. Las fechas límites para los ciclos cortos están cada vez más cerca y los suelos no llegarían a orearse”, sostuvo en su último informe la Bolsa de Comercio de Rosario.


“Hay temor por el atraso que esto generaría en el cultivo sucesor, la soja de segunda. Los cuadros con ciclos largos que lograron sembrarse en fecha presentan entre 2 y 3 hojas con buenas condiciones. Los sembrados más tardíos tardan en emerger por las bajas temperaturas y las condiciones de saturación. Hay manchones de anegamiento en algunos casos. Por su parte, la cosecha del maíz sembrado en diciembre presenta el 36% de avance. Los rindes promedian los 78 qq/ha, 10 qq/ha por debajo del promedio regional. Los cuadros en pie están expuestos a condiciones de humedad desfavorables. Los granos presentan altísima humedad, hay vuelco y/o quiebre de plantas. La pérdida potencial de rinde es difícil de cuantificar”, informó a través de la Guía Estratégica para el Agro.


Para el este de Córdoba y sur de Santa Fe “la ventana de siembra cierra esta semana. Lotes que estaban dentro del plan productivo no podrán sembrarse ni con los ciclos cortos”.


Los ciclos intermedios de trigo, recientemente sembrados, sufrieron situaciones de anegamiento y bajas temperaturas. Hay lotes con manchones y las emergencias son lentas. Un 36% de los cuadros se encuentra en emergencia, mientras que los primeros sembrados son ciclos largos que ya presentan entre tres a cuatro hojas expandidas. La condición, en general, es buena a muy buena en el 86% de los casos”.


“El atraso de la cosecha es importantísimo y la humedad del grano no desciende. La cosecha, varada en el 36% de avance, mostró rindes de 78 qq/ha, bastante por detrás de la media regional de los últimos años de 87 qq/ha. Todavía no se puede confirmar una pérdida de rinde pero ya se observan cuadros donde las plantas se van debilitando con el paso de los días y se quiebran”, explica el informe.
En tanto a los alquileres, la BCR indicó que “continúan las negociones, pero la puja no es tan dura como se vio en la campaña, tampoco hay una tendencia clara en la región. Este año se destaca que es más importante la forma de pago que el valor en sí. Las zonas donde el agua perjudicó al cultivo de soja presentan un ajuste a la baja. La situación es inversa en aquellos lugares donde la cosecha fue muy buena. En términos generales, no hay grandes cambios respecto a los valores del año pasado”.

Fuente:

Publicidad