13 de abril de 2010 09:43 AM
Imprimir

Dictaron la conciliación obligatoria en el conflicto citrus

La medida fue adoptada ayer, minutos después de que los cosecheros nucleados en UATRE resolvieran intensificar los cortes de ruta en distintos puntos de la provincia. El Secretario de Trabajo, Roberto Jiménez, argumentó que la medida apunta a frenar un conflicto que estaba alterando la paz social.

Con el diálogo empantanado y en medio de un tenso clima, que amenazaba con alterar la paz social en Tucumán, finalmente el Gobierno decidió intervenir en el conflicto que enfrenta a los obreros del limón nucleados en la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) y el sector industrial, convocando a una conciliación obligatoria entre las partes.
La medida fue adoptada en horas del mediodía, justo en momentos en que UATRE anunciaba su decisión de intensificar los cortes de ruta en distintos puntos de la provincia, con la amenaza de instalar carpas hasta obtener una respuesta a sus reclamos.
Según informó a EL SIGLO el secretario de Trabajo, Roberto Jiménez, la primera reunión entre sindicalistas e industriales fue convocada para hoy, a partir de las 10.00, en la sede de esa repartición estatal, ubicada en calle Junín 264 de la ciudad Capital.
El funcionario explicó que como consecuencia de la resolución adoptada por la cartera a su cargo "la conciliación obliga al gremio de UATRE a levantar los cortes de ruta que venía realizando, para retomar las negociaciones con la parte patronal durante un lapso de 15 días hábiles, en el ámbito de la Secretaría, para buscar un acuerdo salarial".
Además, aclaró que "si en los tiempos previstos por ley no hay una solución al conflicto, por pedido de alguna de las partes puede habilitarse otro plazo de 5 días hábiles, para seguir negociando".
Jiménez argumentó que "se decidió llegar a esta instancia legal porque estamos frente a un conflicto que tendía a agravarse, poniendo en riesgo la paz social, y que afectaba a sectores que nada tienen que ver con el problema, como quienes a diario sufrían las consecuencias de los cortes de ruta".
Por su parte, el ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, quien por la mañana ya había adelantado la intención de convocar a una conciliación obligatoria, dijo que la intención del Poder Ejecutivo es adoptar las medidas necesarias para que la cosecha del limón se ponga en marcha, a los fines de iniciar la exportación del producto a la Unión Europea.
"El Gobierno provincial está haciendo las cosas para que se lleve a cabo la exportación del limón. Hablé con el secretario de Trabajo para llamar a conciliación obligatoria para poder negociar los salarios", explicó.
El titular de la cartera política se mostró confiando en encontrar una salida. "Ya nos reunimos con los trabajadores del citrus. Estamos muy cerca de la negociación. Ojalá que en las próximas horas lleguemos a una solución. Es muy importante que no se corten las rutas", argumentó.

Insistirán con los reclamos

El titular de UATRE, Jesús Pellasio, confirmó a nuestro diario que el sector acudirá hoy a la primera audiencia conciliatoria en el marco de la instancia convocada por la Secretaría de Trabajo. "Vamos a acatar la decisión del Gobierno y vamos a concurrir a esta instancia con la intención de seguir negociando, por lo que se dejarán sin efecto los cortes de ruta mientras dure la misma", puntualizó. Además, el dirigente dijo que en la conciliación insistirán "con el mismo reclamo que se vino sosteniendo todo este tiempo".
Como se recordará, el gremio exige una recomposición salarial del 30 por ciento, un mínimo de bolsillo de 2.145 pesos y un jornal de 85.80 pesos, en carácter de remunerativo y bonificable, para todos los trabajadores de la actividad.
En cambio, desde la Asociación Tucumana del Citrus (ATC), los industriales ofrecen un jornal de 82 pesos, que se compone de una parte remunerativa variable de 47,60 pesos, y fija de 28,30 pesos, más una suma no remunerativa de 6,10 pesos.
Por su parte, el directivo de la ATC, Roberto Sánchez Loria, comunicó a este matutino que ese sector también va "a asistir a esa instancia convocada por el Gobierno en la intención de recuperar el diálogo y para buscar una salida".
Además, el industrial reiteró que se vieron "sorprendidos por la actitud de UATRE" y consideró que "había otros caminos distintos para llegar a una solución. En dos oportunidades se mejoró el ofrecimiento, se firmó un aumento del 25 por ciento con dos de los cuatro sectores paritarios de UATRE, pero después salió otro sector del gremio a cortar las rutas, en una actitud intempestiva que cerró la posibilidad de negociación", concluyó.  

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *