13 de julio de 2016 00:58 AM
Imprimir

Desarticulan un matadero clandestino que producía carne y leche sin autorización

ESPAÑA : Fueron encontrados 428 animales -326 cabras, 29 ovejas, 3 cerdos y 70 aves-, pero sólo con permisos reglados para 25 cabezas de ganado caprino

La Guardia Civil ha desarticulado en la localidad malagueña de Torrox un matadero clandestino que comercializaba carne de distintas especies animales, leche y otros derivados, sin contar con las autorizaciones administrativas oportunas ni las debidas garantías sanitarias.

En el registro de la finca, ordenado después de que la Guardia Civil tuviese conocimiento de la presunta actividad fraudulenta, fueron encontrados 428 animales -326 cabras, 29 ovejas, 3 cerdos y 70 aves-, cuando el propietario sólo contaba con permisos reglados para 25 cabezas de ganado caprino.

 

tenía hasta una sala de ordeño con capacidad para 24 animales al mismo tiempo

 

Además, fue localizada una sala clandestina de ordeñado con capacidad para 24 animales al mismo tiempo y un tanque para el almacenamiento de leche en una sala contigua, según ha informado este miércoles 13 en un comunicado el instituto armado.

En la operación han participado agentes del instituto armado de Vélez-Málaga, junto a veterinarios de la Oficina Comarcal Agraria (OCA) de la Axarquía e inspectores de la Unidad de Protección de la Salud del Distrito Sanitario, que realizaron una inspección conjunta de la explotación agraria.

Tras finalizar la inspección la Guardia Civil detuvo al propietario del matadero como supuesto autor de un delito contra la salud pública y fue puesto a disposición de la autoridad judicial.

Asimismo, la OCA y la inspección sanitaria van a abrir los correspondientes expedientes administrativos para sancionar las irregularidades cometidas.

Con esta actuación, se ha erradicado una producción clandestina de carne y leche en la comarca de la Axarquía, y la investigación sigue abierta para determinar los cauces de comercialización y el destino final de los productos.

Anteriormente, en las inspecciones rutinarias realizadas por la OCA se había detectado un brote de Brucelosis Melitensis o fiebre de malta y se estaba actuando para erradicarlo mediante el sacrificio obligatorio de los animales infectados, al tratarse de una enfermedad zoonótica que afecta al ser humano.

Fuente:

Publicidad