13 de julio de 2016 18:16 PM
Imprimir

La revancha tropical: casi el 80% de la carne vacuna importada por chilenos proviene de Paraguay y Brasil

Argentina y Uruguay aportan cada vez menos

La mayor parte de la carne vacuna importada consumida por los chilenos proviene de biotipos índicos: 79.7% de los cortes ingresados a ese mercado en lo que va del presente año fueron provistos por Paraguay y Brasil. En los años 2015 y 2014 esa proporción había sido de 77.3% y 66.8% respectivamente.

Argentina y Uruguay –naciones en las cuales predominan los biotipos vacunos británicos adaptados a zonas templadas– en enero-mayo de este año aportaron apenas un 16.6% de la carne bovina ingresada a Chile versus 18.3% y 24.8% en 2015 y 2014 (en el año 2009 esa cifra llegó a ser de 39.3%).

En los primeros cinco meses de 2015, según los últimos datos publicados por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), un 42.0% de la carne ingresada a Chile fue de origen guaraní (28.498 toneladas a un promedio CIF de 5268 u$s/tonelada).

El segundo y tercer lugar del ranking fue para Brasil con una participación del 37.7% (25.590 toneladas a un promedio de 5026 u$s/tonelada) y Argentina –lejos– con 9583 toneladas a un valor promedio de 5403 u$s/tonelada (ver gráfico).

Si bien el mercado chileno fue tradicionalmente un mercado importante para los frigoríficos argentinos, las restricciones a la exportación implementadas por el régimen kirchnerista complicaron tanto a los importadores trasandinos que éstos fueron privilegiando a los proveedores regionales más predecibles (Paraguay y Brasil).

En cuanto a Uruguay, al tener abierto el mercado de EE.UU. sin restricciones, los frigoríficos orientales priorizan los envíos a ese mercado respecto de otros similares, como puede ser el chileno, dado que los importadores estadounidenses tienen un poder de compra superior (además de contar con cuotas especiales premium como la Never Ever).

Los paraguayos llegaron a acaparar el 60% del mercado chileno en 2010. Pero en septiembre de 2011, a partir de la aparición de un brote de aftosa, los frigoríficos guaraníes ya no pudieron enviar cortes frescos bovinos a ese mercado. Y en poco tiempo el liderazgo pasó a manos brasileñas.

A comienzos de 2013 Paraguay volvió al mercado chileno. Pero con un volumen muy limitado porque las autoridades sanitarias trasandinas habilitaron el ingreso de carne vacuna proveniente de muy pocos frigoríficos. Recién en julio de 2013 abrieron completamente las importaciones provenientes de Paraguay.

Fuente:

Publicidad