13 de julio de 2016 18:19 PM
Imprimir

Cinco pasos para recuperar a los cerdos de bajo peso

En transición, la uniformidad es clave. Los lechones de bajo peso en el destete pueden quedarse rezagados durante todo el ciclo y requerir más días de cebo. Para favorecer la uniformidad del lote, los esfuerzos deben estar encaminados a lograr un índice del 0,5 % o un menor número de animales de bajo peso en transición.

Becky Bierlein señala que el índice de lechones de bajo peso es un excelente indicador del rendimiento de una explotación de destete-cebo. “He invertido muchas horas y dedicación a estudiar este índice y a analizar por qué aparecen lechones de bajo peso en una explotación”, aclara. “Muchos factores, incluidos la nutrición, el presupuesto de alimentación, el entorno e incluso los cerdos mismos, pueden influir en el índice de animales de bajo peso. Para alcanzar el objetivo del 0,5 % o reducir el número de lechones de bajo peso, es fundamental implicarse de forma activa desde el primer día”.

 

 

1. Alimente a los cerdos de menor tamaño de forma distinta desde el principio

No importa cómo sea la explotación, siempre habrá algunos lechones más pequeños que el resto en el destete. Bierlein recomienda separar del resto del lote al 10 % de cerdos de menor tamaño y realizar con ellos un manejo inicial algo distinto al del grupo principal.

“Para ayudar a que estos cerdos más pequeños prosperen, hay que prestar más atención a la alimentación que reciben y al entorno donde están alojados”, afirma Bierlein.

 

 

2. Observe a los cerdos

Tras separar el lote por tamaño, el manejo en transición puede ayudar a identificar posibles problemas. Revise a cada cerdo al menos una vez al día para asegurarse de que están activos y de que comen y beben.

“No basta con echar un vistazo rápido al corral”, advierte Bierlein. “Hay que revisar cada día a los cerdos uno por uno y de arriba abajo. Si se detecta algún tipo de problema, una actuación rápida puede ayudar a solucionarlo. Hemos de cerciorarnos de que se va a actuar rápidamente para lograr mantener el índice de bajo peso por debajo del 0,5 %”.

 

3. Determine la causa

Si el índice de bajo peso es elevado, realizar una evaluación de la nave puede ayudar a determinar la causa subyacente.

“Primero, asegúrese de que los cerdos disponen de suficiente espacio para comer y beber”, explica Bierlein. La experta recomienda al menos un bebedero cada diez cerdos y, para animales de entre 18 y 23 kg, un espacio mínimo en el comedero de dos centímetros y medio por cerdo.

“Luego, revise el entorno para cerciorarse de que las condiciones del corral no están afectando al crecimiento y al desarrollo de los cerdos”, aconseja Bierlein. “A veces es simplemente la dinámica que se establece en el corral y solo necesitamos cambiar al cerdo de lugar”.

 

 

4. Manejo de los cerdos de bajo peso

Los cerdos de bajo peso, tanto si se les ha separado en el destete como más tarde en el ciclo de producción, han de recibir una nutrición, una hidratación y unos cuidados específicos. Bierlein aclara que estos cuidados son similares a los del resto de cerdos en transición, aunque la atención ha de ser mayor.

“Durante los periodos de estrés, recomendamos un pienso de iniciación muy palatable, electrolitos y geles”, añade. “En particular el uso de geles que se colocan directamente en el suelo aporta hidratación y nutrientes, lo que ayuda a que la transición al pienso seco sea más fácil”.

 

 

5. Reintroducción de los cerdos en el lote

Una vez recuperados, los cerdos de bajo peso pueden reintroducirse en el lote principal.

“Me gusta alojar primero a estos animales en un corral de recuperación antes de reagruparlos con el resto de cerdos”, destaca Bierlein. “Este paso permite observar a los cerdos y estar seguros de que están preparados para finalizar la transición desde el corral de enfermería al grupo principal

Fuente:

Publicidad