14 de julio de 2016 17:26 PM
Imprimir

En Rusia la carne vacuna “se está despertando de la siesta”

Rusia “se está despertando de la siesta” y en 2017 “será nuevamente uno de los motores” de la demanda mundial de carnes, aseveró un trader del mercado internacional de la carne vacuna. La recuperación en los precios de la energía, su repercusión en la valorización del rublo y la consecuente mejora del poder adquisitivo de la población está mejorando el ánimo comprador de los importadores de aquel país.

Desde Uruguay su presencia todavía es simbólica; en junio llevó nada más de 194 de carne fresca; aunque se trata de un volumen mínimo, es el dato mensual más elevado en lo que va del año. Es probable, si sigue así —y si le sigue costando reaccionar a China— que vuelva a aparecer en el radar de los exportadores uruguayos a partir de este segundo semestre.

El mayor interés comprador comenzó a reflejarse en los datos de exportación de Brasil y de Paraguay, los dos países con mayores ventas a este destino. En el mes de junio, Rusia llevó 14.064 toneladas peso embarque de carne vacuna fresca brasileña. Aunque es un volumen que no alcanza los niveles del año pasado (ni, mucho menos, de los anteriores), es la cantidad mensual más abultada en lo que va del año.

El mayor interés ruso también se advierte en los volúmenes embarcados en ese mes desde Paraguay. Aunque no alcanzó los máximos anuales, elevó en unas 2 mil toneladas la cantidad embarcada en mayo, a 7.887 toneladas peso embarque.

De todas maneras, dista de ser el destino preponderante que era hasta 2014, cuando era el destino de unas 40 mil toneladas mensuales procedentes de Brasil.

 

 

Fuente:

Publicidad