15 de julio de 2016 14:26 PM
Imprimir

Denuncian por vaciamiento e inminente despido de 800 trabajadores y trabajadoras del RENATEA

CompartiremailFacebookTwitterLa Mesa Contra la Trata de Personas de Tandil dio a conocer un comunicado donde sostiene que “tal como ha trascendido en distintos medios de comunicación nacionales, y lo manifestado por los trabajadores de RENATEA, el Gobierno Nacional homologó un acuerdo realizado con UPCN, que habilita el despido de 800 trabajadores y trabajadoras que desde […]

La Mesa Contra la Trata de Personas de Tandil dio a conocer un comunicado donde sostiene que “tal como ha trascendido en distintos medios de comunicación nacionales, y lo manifestado por los trabajadores de RENATEA, el Gobierno Nacional homologó un acuerdo realizado con UPCN, que habilita el despido de 800 trabajadores y trabajadoras que desde el año 2012 se vienen desempeñando en RENATEA”.

 


“Por ello quienes integramos la Mesa contra la trata de Tandil, hemos decidido expresarnos dado que dichos trabajadores, en el marco de las funciones del organismos, no sólo se ocupaban de la fiscalización del trabajo rural en negro sino que promovían las denuncias por el trabajo agrario esclavo”, aseguraron.

 

 

Agregaron “de hecho los informes publicados por la Procuraduría contra la trata de personas, del Ministerio Público Fiscal de la Nación, dan cuenta que entre el año 2013 y 2015 a partir de las denuncias realizadas por RENATEA, se pudieron rescatar aproximadamente a 1000 víctimas de este aberrante delito que además de la punición, requiere de un Estado presente y activo que prevea mecanismos de prevención y de protección y asistencia. Tal la función que cumplía el RENATEA.
En tal sentido entendemos que el hecho de que dicho organismo haya logrado desde su creación, registrar a más de 120.000 trabajadores y 9.500 empleadores, ha contribuido a la indispensable tarea de actuar sobre prevención de la trata de personas, difundiendo cuáles son los derechos y las obligaciones que establece la ley 26727 de trabajo agrario, sancionada en el año 2011”.

 


“Ante la situación descripta nos preguntamos quién se encargará de la fiscalización que realizaba RENATEA? Quién se va a encargar de las denuncias por trabajo esclavo? Quién se va a ocupar de prevenir el trabajo infantil? Quién se va a ocupar de asistir y proteger a las personas rescatadas? Quién se va a ocupar de denunciar el trabajo infantil en la zona rural? Quién se va a ocupar de difundir cuales son los derechos de los trabajadores rurales y de las obligaciones de los empleadores?, Qué va a pasar con los beneficios y programas para víctimas de trata? Quién”, finaliza el informe de la Mesa contra la trata

Fuente:

Publicidad