14 de abril de 2010 03:57 AM
Imprimir

Domínguez negó que esté cerrada la exportación de carne

El ministro defendió además a Guillermo Moreno; duras críticas de diputados opositores

Convocado por la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, negó ayer que las exportaciones de carne estén cerradas y defendió la política en esa área del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a quien definió "como un gran amigo". La carne y Moreno fueron temas de constantes roces durante la reunión entre Domínguez y los diputados de la oposición, que criticaron la exposición del funcionario, afirmando que éste no había contestado concretamente a ninguna de las preguntas hechas por los legisladores. Domínguez arrastra desde hace tiempo roces con el secretario de Comercio, que a veces ordena a la Aduana cerrar exportaciones autorizadas por el ministro. "Domínguez no habló ni respondió nada. Hasta negó el cierre de las exportaciones, cuando hay un 70 por ciento de los frigoríficos que frenaron la faena y desmintió que se esté importando carne de Uruguay, algo que todo el mundo sabe. Me preocupa mucho esa actitud de negar la realidad", dijo el presidente de la Comisión de Agricultura, Ricardo Buryaile. "Venir al Congreso no es venir a poner la cara. Lo importante era dar explicaciones y no se dieron", acotó Cristian Gribaudo, diputado de Pro por Buenos Aires. "Domínguez tiene una capacidad increíble para hablar sin decir nada", coincidió el diputado Ulises Forte (UCR-La Pampa). "Montaña de palabras" Los ruralistas presentes coincidieron en que la exposición de Domínguez fue pobre. "Hubo una montaña de palabras, pero faltan las soluciones", dijo el presidente de La Rural, Hugo Luis Biolcati. Desde el Ministerio de Agricultura el balance fue diferente. "El ministro se fue muy satisfecho. Es un hombre de campo que respeta al sector, pero al mismo tiempo defendió muy bien los lineamientos del Gobierno con datos concretos y un equipo muy sólido", afirmó un vocero de la cartera, que ratificó luego que las exportaciones de carne están abiertas. "Se tiraron acusaciones sin pruebas, como que se está importando carne de países vecinos. Y el nivel de debate de los legisladores nos pareció pobre", dijo un hombre de confianza de Domínguez. Otro de los puntos que generaron roces entre Domínguez y los diputados fue el trigo y el maíz. El funcionario insistió en que se están preparando medidas para incentivar la siembra de ambos cultivos, y dio la palabra al subsecretario de Agricultura, Oscar Solís, que explicó que el problema concreto del precio del trigo se había originado en que no hay competencia entre exportadores y molinos para comprar el producto. En este contexto, dijo Solís que el Gobierno había intentado por todos los medios que se pague el precio FAS a todos los productores. "Los funcionarios hablaron como si hubieran sido los extraterrestres los que cerraron las exportaciones de trigo y hubieran anulado la competencia entre molinería y exportación. Fueron ellos los que fijaron las reglas que destruyeron al trigo", criticó Buryaile. "Ustedes critican la sojización, pero hace ocho meses que no tenemos precio de pizarra en trigo y maíz. Necesitamos señales", reclamó el diputado Juan Casañas (ACyS-Tucumán). Pese a que Domínguez no logró satisfacer las expectativas de los opositores, los legisladores insistirán en invitar a funcionarios para hacerles explicar los fundamentos de la política agropecuaria. El próximo en sentarse en el banquillo podría ser Moreno, ya que Forte presentó un proyecto solicitando su interpelación por el cierre de las exportaciones de carne.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *