17 de julio de 2016 15:27 PM
Imprimir

Por la situación fiscal, el Gobierno pospondrá hasta 2017 nueva baja en retenciones a la soja

El ministro de Agroindustria reconoció que fue una de las promesas de campaña pero que la realidad fiscal sigue complicada y que la decisión pasaría para 2017.

El ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, negó que se vayan a bajar las retenciones a la soja en el corto plazo, a pesar de haber sido una de las promesas de campaña del presidente Mauricio Macri antes de asumir.

Cabe recordar que el nuevo gobierno redujo de 35 a 30 por ciento los derechos de exportación a la oleaginosa, además de eliminar estos gravámenes para los cultivos de maíz y trigo. La promesa era bajar otros cinco puntos a fin del corriente año, algo que la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja) reclamó que se cumpla.

 

 

Para 2017

En diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad, Buryaile se sinceró: “La baja de retenciones es un tema para 2017, para la próxima campaña. El Presidente se ha comprometido en la campaña pasada a bajar cinco puntos anuales en las retenciones a la soja, pero también hay una realidad fiscal a la que no se puede ser ajeno. No lo vamos a hacer este mes ni ahora, le quiero quitar expectativa”.

Y continuó: “Hay situaciones delicadas y la decisión no pasa exclusivamente por mí. Somos parte de un gabinete económico y vamos a dar nuestra posición, pero entiendo que hay situaciones que han cambiado de lo presupuestado como es el caso de las tarifas. Todos tenemos que acomodarnos a la realidad”, señaló Buryaile.

“Vamos a reunirnos con Macri y Prat Gay para ir avanzando en esta dirección, pero no es un tema que estemos tocando actualmente en el Gabinete”, completó.

 

 

Lechería

En tanto, Buryaile también dedicó algunas palabras a mencionar la situación crítica que atraviesa la lechería. “Hay productores de leche que están muy complicados y veo una industria que está muy complicada. La Serenísima ha vendido parte de su paquete accionario a Arcor y nadie hace eso si no está comprometido. También Sancor ha vendido a Vicentín una de sus líneas más importantes. La solución no es fácil y la situación es preocupante”, reconoció el ministro.

En esa línea, planteó soluciones concretas: “Para ayudar a combatir esto, hemos ampliado el cupo de exportaciones a Brasil de dos mil toneladas a 4.400. Estamos celebrando convenios con distintos países y, en el mes de septiembre, vamos a viajar a Moscú para intentar reactivar el mercado ruso”.

Fuente:

Publicidad