17 de julio de 2016 16:09 PM
Imprimir

Avances. Sistema de riego israelí ayuda a la industria de hongos a superar los problemas de riego por aspersión

CompartiremailFacebookTwitterLos agricultores y vendedores de hongos comestibles en todo el mundo conocieron una tecnología de riego israelí única -Mushroom Master- durante el Día Internacional de la Seta 2016, la 34ª edición de la Feria Internacional de la industria de los hongos, que se celebró en Holanda. Mushroom Master, el primer sistema de riego por goteo […]

Los agricultores y vendedores de hongos comestibles en todo el mundo conocieron una tecnología de riego israelí única -Mushroom Master- durante el Día Internacional de la Seta 2016, la 34ª edición de la Feria Internacional de la industria de los hongos, que se celebró en Holanda.

Mushroom Master, el primer sistema de riego por goteo para setas, proviene de la multinacional israelí, Netafim, pionera en soluciones de riego inteligentes utilizadas en 110 países.

El sistema sostenible, que se desarrolló en colaboración con el Instituto de Investigación Migal Galilea, la Granja de Hongos en el Moshav Zarit y Bar Agricultural Works, ofrece varias ventajas revolucionarias para los cultivadores de hongos comestibles.

“El Mushroom Master le permite a los productores aumentar la calidad de rendimiento de manera significativa”, explicó el director de Netafim, Dubi Raz.

Esta es una gran noticia para la millonaria industria de hongos, que experimenta problemas con el sistema de riego que utilizan actualmente.

El problema es más grave en los países donde los agricultores de hongos tienen que importar una costosa cantidad de tierra carcasa para sostener las grandes cantidades de agua de riego por aspersión tradicional. Uno de los beneficios del Mushroom Master es que reduce radicalmente la cantidad de tierra necesaria.

Gracias a un controlador que utiliza el software propietario para supervisar las condiciones de riego, y un sistema de despliegue mecánico, el Mashroom Master libera cantidades pequeñas y precisas de agua en pulsos rápidos. Las setas, de este modo, se mantienen regadas durante todo el ciclo de cultivo sin mojar las tapas.

Como resultado, los rendimientos se incrementan al menos un 10%, el uso de agua y energía se reducen en un 20%, y los agricultores pueden cosechar una cantidad de setas de excelente calidad.

Fuente:

Publicidad