18 de julio de 2016 12:12 PM
Imprimir

Ingreso de carne con hueso a Río Negro y Neuquén

Apoyo a la posición pampeana en las redes sociales

Un aviso publicado a través de Facebook explicando los motivos por los que el Gobierno Provincial impulsa la venta de carnes pampeanas a las demás provincias patagónicas causó un alto impacto entre pobladores de Río Negro y Neuquén, dos de las principales perjudicadas con la medida que sostiene el SENASA utilizando argumentos absolutamente falaces.

El anuncio –dirigido a dichas provincias, y visto por más de 170.000 al cabo 14 horas- se pregunta: “¿Por qué queremos vender asado en Neuquén y en Río Negro?”, y se responde: “Porque producimos la mejor carne del país cumpliendo con todos los estándares sanitarios. Somos una provincia libre de aftosa. Además, podemos lograr el mejor precio para el asado de la Patagonia: $90 por kilogramo para la venta al público”, y cierra con un mensaje a los consumidores: “Por eso esperamos que el SENASA comprenda que nosotros también somos Patagonia y nos permita vender asado a toda la región”.

La iniciativa apunta a dejar en evidencia que el mantenimiento de la barrera fitosanitaria obedece al interés económico de algunos sectores productores tanto de Río Negro como de Neuquén en perjuicio de los habitantes, que pagan la carne mucho más cara, tal como se refleja en los comentarios vertidos en la publicación.

“Este anuncio ha sido resonante, y del análisis directo se desprende que lejos de perjudicar los intereses objetivos de estas provincias productoras de carne de exportación, esta medida permitiría que dispongan de todo su stock para venderlo al exterior y que, sus ciudadanos, pudiesen comprar carne de excelente calidad a precios muy por debajo de los que pagan en la actualidad sin ningún riesgo sanitario”, explica el texto.

Al respecto, vale recordar que el Gobierno Provincial ya reclamó formalmente ante el SENASA para que derogue las resoluciones 58/2001 y 725/2005 que son las que impiden la circulación de la carne desde la provincia al resto de la Patagonia recalcando que “la Organización Mundial de la Sanidad Animal desde 2005 otorgó al país la calificación de Actividad Viral 0”, status que “anualmente se revalida con el examen serológico” de los animales.

Además, enfatiza que en este contexto la mantención de la barrera “deriva en el tráfico clandestino” que deja a la resolución primigenia “materialmente desvirtuada” y que sirve de excusa para “un impedimento comercial y político pero no como un elemento para controlar la sanidad para el que fue creada”, decía la carta.
Ampliando el concepto, recalcaba que “el ingreso de carne con hueso por la Provincia de La Pampa por modo legal, respetando los controles de bioseguridad, con los respectivos controles en las etapas de almacenamiento, desposte, transporte y arribo a destino importa una medida que garantizaría el comercio legal, la salud de los eventuales consumidores y regularía los precios del mercado”, algo que claramente –y se insiste, en beneficio de unos pocos – hoy no sucede.

Fuente:

Publicidad