21 de julio de 2016 19:55 PM
Imprimir

Los mercados miran a la campaña de los EE.UU.

El clima sigue jugando un rol fundamental en el desarrollo de los precios internacionales. Mientras tanto el USDA informó que el maíz y la soja se encuentran en situación “buena a excelente”.

El mercado de granos continúa operando en un marco de amplia dispersión de precios. La alta volatilidad, que se mueve prácticamente al ritmo exclusivo de la marcha climática, impide realizar un diagnóstico de mediano plazo,sobre la marcha futura de las cotizaciones. La operatoria se encuentra muy vinculada al tamaño final que se obtendrá en la campaña norteamericana, principal productor de maíz y soja del mundo.

Mientras tanto, el USDA sigue confirmando una buena situación general de los cultivos recientemente implantados.

Así, se informaba en esta semana que el 76% del maíz se encuentra en situación “buena a excelente”, sin cambios respecto al reporte de la semana anterior y 69% del año pasado a esta fecha. Ya han atravesado la etapa de polinización el 56% de estos cultivos, comparado con 32% de la semana anterior, 47% del año pasado y 46% del promedio de las últimas cinco campañas.

La soja “buena a excelente”, según este relevamiento semanal del USDA, se ubicó en el 71%, sin cambios respecto a la semana pasada y 62% del año pasado a esta fecha.

El Departamento de Agricultura de los EE.UU. divulgó recientemente su informe mensual de oferta y demanda, que también augura una buena productividad en los EE.UU. en esta campaña 2016/17.

En maíz, el USDA anticipó una cosecha de 369,3 millones de toneladas, en comparación con los 366,5 millones de toneladas ponderadas en el reporte de junio, con rendimientos promedio de 10.538 kg por hectárea.

Como consecuencia de una mayor productividad local, las exportaciones proyectadas crecerán un 5,1%, ubicándose entonces en los 52 millones de toneladas. Sin embargo, el consumo total decrece ligeramente a 308,6 millones de toneladas y las existencias finales aumentan consecuentemente un 3,6% a 53 millones de toneladas.

La producción de China permanece sin cambios en este reporte, en 218 millones de toneladas, en tanto que la de la CEE declina en 500 mil toneladas a 63,8 millones.

La cosecha 2015/16 de Brasil fue recortada en 7,5 mill./t a 70 millones de toneladas, en tanto que la de Argentina se incrementó en un millón de toneladas, a 28 millones. Para la próxima campaña, el USDA proyecta que en nuestro país se producirán 34 millones de toneladas.

En soja, el USDA estima una producción norteamericana de 105,6 millones de toneladas, superior a la ponderada en junio en un 2,1%. Los rendimientos esperados se ubican ahora en 3.144 kg por hectárea, ligeramente superiores a los del mes anterior.

Las existencias iniciales de este ciclo sufren un recorte del 5,4% y ahora son estimadas en 9,5 millones de toneladas. La demanda total experimenta un crecimiento del 0,8% y las existencias finales de este período se incrementan en un 11,5%, para alcanzar los 7,9 millones de toneladas.

Mundialmente, la producción de soja alcanzará los 326 millones de toneladas, un 0,7% más que lo esperado en junio. La demanda total permanece estable en 329 millones de toneladas, en tanto que los stocks finales crecen un 1,2% a 67 millones de toneladas.

La producción brasileña de soja de esta campaña 2015/16 fue recortada en 500 mil toneladas, con una nueva proyección de 96,5 millones de toneladas, la producción argentina del mismo ciclo se mantiene sin cambios, en 56,5 millones de toneladas.

Para la próxima campaña 2016/17, el USDA pronostica que Brasil producirá 103 millones de toneladas, y Argentina 57 millones, sin cambios respecto a lo informado en el curso del mes anterior.

El USDA proyectó que en los EE.UU. se producirán 61,5 millones de toneladas de trigo, un 9% más que lo proyectado en junio. El consumo interno total también se incrementa en un 8%, con una estimación de 36,25 millones de toneladas, cifra que no alcanza para evitar que las existencias finales registren otro aumento del 5%, con una nueva estimación de 30,1 millones de toneladas.

La producción mundial de trigo totalizará los 738,5 millones de toneladas, un 1% por encima de lo proyectado el mes anterior. Con un uso total de 729,3 millones de toneladas, los stocks finales decrecen un 1,6% a 253,7 millones de toneladas.

El USDA estimó que la producción argentina de trigo alcanzará los 15 millones de toneladas, 500 mil más que lo previsto el mes anterior.

Fuente:

Publicidad