22 de julio de 2016 11:02 AM
Imprimir

Agroindustria confirma fuerte suba en la cosecha de maíz

Se espera una súper producción que araña los 40 millones de toneladas. También informó que la superficie de trigo sembrada alcanzaría los 5,25 millones de hectáreas, mientras que la cebada perdería el 23% en relación a la campaña anterior.
Este jueves el Ministerio de Agroindustria publicó las estimaciones agrícolas mensuales para los granos gruesos aún en los tramos finales de cosecha (campaña 2015/16) y siembra de granos finos del ciclo agrícola 2016/17.
 
La novedad en el caso del maíz es que por el procesamiento de nueva información “se ajusta la suba la superficie sembrada informada” del cereal respecto de los reportes anteriores. Pese a que subsiste un marcado retraso en la recolección del grano por temas climáticos (57% versus 77% de hace un año) la productividad no decae.
 
“Los rendimientos se mantienen en niveles altos, por lo que es dable esperar (de normalizarse las condiciones climáticas) una producción final de 39,8 millones de toneladas, incluyendo grano comercial y con destino forrajero”, señala el informe oficial. Para la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que publicó el informe semanal el mismo día, la producción de maíz rondaría los 28 millones de toneladas sin contar el grano con destino forrajero. 
 
En cuanto al avance de la campaña de granos finos (trigo y cebada) el reporte oficial ajustó la superficie triguera cubrirá un área total de 5,25 millones de hectáreas, lo que significa una suba interanual del 20,1%. Hasta mediados de mes, se registraba el 73% de la intención de siembra a implantar.
 
Existe una fuerte diferencia entre los datos de la Bolsa de Cereales porteña respecto de las estimaciones oficiales en materia de trigo. La primera trabaja sobre una proyección de siembra del cereal en torno a 4,4 millones de hectáreas, es decir unas 850 mil hectáreas menos que Agroindustria. 
 
La diferencia no es nueva, con el gobierno anterior mientras el Ministerio (actual) confirmó una superficie sembrada de 4,37 millones de hectáreas, para la Bolsa de Cerelas la superficie cubierta de trigo fue de 3,6 millones de hectáreas, unas 770 mil hectáreas menos. 
 
El dato es relevante en cuanto se realicen las estimaciones de producción, dado que pueden arrojar mayores o menores saldos exportables y tensiones de precios internos para los productos que usen trigo como materia prima, máxime cuando ya no hay retenciones ni cupos de exportación.
 
El crecimiento de la superficie de trigo, en tanto, tiene una componente de pérdida de cebada ya que este cereal cubrirá un 23% menos de superficie respecto de la campaña anterior, 1,13 millones de hectáreas. 
 
Pareciera que se la ecuación es más favorable al trigo por las nuevas reglas de juego, en tanto que durante el gobierno anterior, la producción se volcó más a la cebada con menos restricciones a la hora de comercializar
Fuente:

Publicidad