22 de julio de 2016 13:12 PM
Imprimir

Una empresa israelí trabaja en máquinas que elaboran carne a través de cultivos orgánicos

Funcionarían en supermercados, restaurantes y en los hogares

La nueva empresa israelí de biotecnología SuperMeat está trabajando para desarrollar máquinas de crecimiento de carne que se podrían instalar en tiendas de comestibles, restaurantes e incluso hogares. De esta forma se revolucionaría la producción de carne mediante la entrega de un producto con buen sabor, limpio y de bajo coste que no hace daño a los animales y es mejor para el planeta, según recoge Eatglobe de fuentes de la empresa.

La carne se cultivará orgánicamente, utilizando tecnologías regenerativas, y el proyecto está encabezado por el premiado catedrático de ingeniería biomédica Yaakov Nahmias.

La idea de la carne cultivada se refiere al crecimiento de carne dentro de un cultivo celular. La carne se produce utilizando las mismas técnicas de ingeniería de tejidos usadas tradicionalmente en la medicina regenerativa. Los presuntos beneficios son numerosos: uso reducido de agua y suelo, disminución de gases de efecto invernadero, tratamiento ético de los animales, aumento de la higiene y precios más bajos.

SuperMeat es la primera empresa que intenta cultivar carne de pollo para la producción en masa. Su atención se centra en la producción de pechuga de pollo, hígado y carne picada. El objetivo es hacer crecer el tejido orgánicamente como una sola pieza, no como una mezcla de células cultivadas por separado.

“Nuestra tecnología nos permite expandir células aisladas a partir de una pequeña biopsia de tejido tomada sin hacer daño a los animales”, dice el profesor Yaakov Nahmias, antiguo miembro del profesorado de la Escuela de Medicina de Harvard y ganador del prestigioso premio Rappaport de Ciencias Biomédicas por su trabajo en ingeniería de tejidos del hígado. “Organizamos estas células en tejidos minúsculos y los colocamos en un ambiente único que está diseñado para imitar a la perfección la fisiología animal, lo que permite que esos pequeños tejidos se desarrollen orgánicamente como músculos grandes, básicamente como lo hacen en la naturaleza”.

El producto final de SuperMeat será biológicamente idéntico a la carne que hasta ahora consumidos y tendrá su mismo sabor y textura. El equipo israelí también está planeando hacer productos con carne cultivada sin el uso continuo de animales. Esto sería posible gracias a una tecnología que permite la producción de carne sin el uso de suero ni otros ingredientes de origen animal, lo que significa que la carne será adecuada para vegetarianos y veganos.

En la actualidad, el equipo israelí ha alcanzado a través de micromecenazgo en Indiegogo el 62% de su primer objetivo monetario de 100.000 dólares. Usará los fondos “para que la bola empiece a rodar”, que en la práctica significa la producción de los prototipos necesarios para obtener una financiación más importante de capital riesgo y otros inversores.

Fuente:

Publicidad