31 de marzo de 2010 09:54 AM
Imprimir

Tras el apriete, Guillermo Moreno volvió a habilitar la exportación de churrascos

En principio saldrán 7.200 toneladas de cortes Hilton, demorados desde hace dos semanas. El secretario detectó frigoríficos que pretendían vender afuera bifes anchos, un corte que debe abastecer la demanda local

El Gobierno comenzó a liberar en forma paulatina las exportaciones de carne. Lo hizo el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, luego de haber sufrido en persona un escrache de los gremios del sector por la crisis laboral que afecta a los frigoríficos. Fuentes empresariales confirmaron que Moreno comenzó a firmar los denominados “pre ROE” para facilitar la salida al exterior de 7.200 toneladas de cortes Hilton demorados en los puertos desde hace dos semanas. Previamente, el funcionario había descubierto a exportadores que intentaron embarcar productos no autorizados.

El cierre de algunos frigoríficos, y los despidos, suspensiones y reducciones horarias que comenzaron a sufrir miles de operarios terminaron de convencer a Moreno de flexibilizar las condiciones para la apertura de las ventas al extranjero. La confirmación definitiva del nuevo escenario llegará recién el viernes, el día en que suelen partir los barcos con los contenedores de carne argentina.

Moreno, que había sido advertido de las consecuencias laborales del cierre de las exportaciones, debió asistir a una protesta de un millar trabajadores del sector en las puertas de la Secretaría de Comercio, el lunes, para decidirse a estampar su firma en los “pre ROE” que descansaban sobre su escritorio.

La autorización, sin embargo, no estuvo exenta de suspenso. El viernes, durante una reunión con los representantes de los frigoríficos, el funcionario sacó a la luz una maniobra que dijo haber detectado en los embarques que esperaban en el puerto. En el encuentro, les reprochó a los empresarios haber incluido en los contenedores cortes no autorizados, en particular de bife ancho, que por pertenecer al cuarto delantero de los vacunos están vedados para su exportación y deberían ser volcados exclusivamente al mercado interno.

“Moreno hizo sacar de los contenedores que iban a Europa bifes anchos, que no forman parte de los cortes Hilton autorizados”, reconoció Miguel Schiaritti, presidente de la Cámara de Industria y Comercio de la Carne (Ciccra). El directivo calculó que una decena de frigoríficos había embarcado ese tipo de productos y debió retirarlos para obtener el documento previo al Registro de Operaciones de Exportación ideado por el funcionario.

A principios de mes, Moreno puso un freno a las ventas al extranjero como mecanismo para impulsar una baja en el precio doméstico de la carne, un objetivo que hasta ahora no tuvo éxito en los mostradores. La idea del secretario era ganar tiempo con las trabas hasta la llegada al Mercado de Liniers del ganado que engordaba en los corrales, y que la mayor oferta presionara hacia abajo los valores, algo que tampoco sucedió todavía.

Con la firma de los primeros “pre ROE”, los exportadores deberán ahora aguardar el aval de los registros ordinarios exigidos por la Oficina de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) para recién ahí sacar su producción del país.

El debate por la crisis en el sector se trasladará hoy al Ministerio de Trabajo, donde se reunirán los empresarios de la carne con los sindicatos de la actividad. La reunión, en principio pautada para ayer, tendrá por objeto poner en números el efecto que causó en cada frigorífico la veda de Moreno.

La federación nacional de operarios, que lidera José Fantini, había llegado a un principio de acuerdo con el secretario de Comercio y con los ministerios de Trabajo y Agricultura para impulsar un subsidio de unos mil pesos por empleado en los establecimientos más golpeados por el cierre de las exportaciones. Los gremios calcularon que de continuar la veda quedarán en riesgo hasta 20 mil puestos de trabajo, sobre unos 50 mil que se desempeñan en todo el país.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *