23 de julio de 2016 03:32 AM
Imprimir

Productores de carne quieren exportar 20% más

Aseguran que en la actualidad el 95% de la faena va al mercado interno. Afirman que hace 8 años que no se cumple con la cuota Hilton

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, desató la polémica cuando a poco de abrirse la tradicional exposición en el predio ferial del barrio porteño de Palermo, La Rural, afirmó que “cruzando la General Paz, no se consume lomo”, pero lo cierto es que 95 por ciento de la carne faenada en la Argentina es comercializada en el mercado interno.

Roberto Bianculli, de la Asociación Argentina de Criadores de Limousin, protestó porque “hace ocho años que no se cumple con la cuota Hilton”, el cupo de exportación de carne vacuna de alta calidad y valor que la Unión Europea otorga para los productores extranjeros.

En el marco de la exposición Rural, el ingeniero agrónomo Teo Zorraquín señaló que la intención del sector es “exportar entre 20 y 25 por ciento” de lo que se produce en la Argentina para repetir los niveles de venta de 2005, cuando “superaron las 800 mil toneladas”.

Las exportaciones por cuota Hilton incluye cortes como lomo, cuadril, bife angosto, bola de loma y nalga y cada tonelada se comercializa en unos 15 mil dólares, de acuerdo con lo apuntado por los productores.

Las distintas fuentes coincidieron en señalar que el lomo no es uno de los cortes preferidos por los argentinos, pese “al escaso margen de precio” que tiene con otro producto que es de consumo masivo como el asado.

“El problema es que en el mercado, como se perdió el stock, hay poco novillo de exportación y la Argentina en la actualidad se ubica en el puesto 13, debajo de países como Brasil y Uruguay”, apuntó Bianculli.

Zorraquín, en tanto, aventuró que “se va a tardar en cumplir con los objetivos de exportación porque no hay novillos de más de 400 kilos porque esos animales se destinan al mercado interno”.

Cabe recordar que entre enero y mayo, la ingesta de carne de vacuna en nuestro país cayó 8,2% interanual, el nivel más bajo de los últimos cinco años. Logrando un promedio de consumo de 55 kilos anuales por persona.

Esta baja se ha dado principalmente por el aumento del precio en góndola de los cortes bovinos y la destrucción del poder adquisitivo.

Fuente:

Publicidad