25 de julio de 2016 21:10 PM
Imprimir

China desplaza a Corea del Sur y se convierte en el segundo mercado de carne de cerdo chilena

Las favorables condiciones sanitarias de nuestro país, además de restricciones para otros proveedores, le dan a los productores locales buenas perspectivas para continuar creciendo en el gigante asiático. Esto, pese a que advierten que la competencia de la Unión Europea es fuerte.

El boom que está teniendo China para las exportaciones agrícolas chilenas ahora también se está reflejando en los envíos del sector pecuario.

 

La industria porcina -que ha tenido un crecimiento anual promedio de 7% en los últimos 30 años y que genera ingresos sobre US$ 1.000 anuales- envía el 55% de su producción hacia otros países. El año pasado, este rubro registró ventas al exterior por US$ 457 millones. Corea del Sur era el principal mercado hasta 2015, concentrando un 27% de los embarques, seguido por Japón (22%) y China en el tercer lugar, país al que se enviaba el 16% de la producción local exportable, según cifras de la Asociación de Productores de Cerdo (Asprocer).

 

Sin embargo, en el primer semestre de este año el panorama fue diferente. Un reordenamiento de los mercados causó que Japón pasara al primer lugar y que China desplazara a Corea del Sur al tercer puesto, transformándose el gigante asiático en el segundo mercado más importante para el cerdo chileno.

 

Rodrigo Castañón, gerente general Asprocer, explicó que “China es un mercado con un tremendo potencial, pero con un alto nivel de competencia (solo la UE posee el 80% de participación en las importaciones)”. Es por esto que en el gremio apuntan que es crucial seguir avanzando en materia de diferenciación, “vinculada a la sanidad animal, la inocuidad, calidad organoléptica, adaptabilidad a los requerimientos de los clientes y la promoción”. Es por esto último que las empresas exportadoras cuentan con una campaña sectorial llamada Chilepork, que tiene como fin posicionar la carne de cerdo en China, iniciativa que también contempla a Corea del Sur y Japón. Castañón señaló que esta medida cuenta con aportes del Estado para su financiamiento a través de ProChile.

 

El gremio sostiene que para Chile exportar al gigante asiático ha permitido comercializar cortes no tradicionales que tienen mayor valor en China que en otros mercados, como son las manos, patas, cabezas y perniles de cerdo.

 

 

Mayor demanda

Las perspectivas para los envíos del negocio porcino son positivas. En China, poco menos de un tercio de la canasta del IPC se explica por los alimentos, y de ellos, la carne de cerdo representa, a su vez, también un tercio.

 

Desde el gremio sostienen que actualmente la industria porcina China está pasando por un proceso de transición en términos ambientales y de ordenamiento territorial, lo que ha llevado a una disminución de la estimación de producción interna en casi dos millones de toneladas para este año. Esto ha impulsado la proyección de importaciones de carne de cerdo en este país.

 

Castañón aseguró además que Chile tiene ventajas en comparación con otros productores. Por ejemplo, Estados Unidos tiene restricciones para las exportaciones de cerdo a China por el uso de ractopamina, sustancia con efecto anabolizante y prohibida en ese mercado. “En Chile se encuentra prohibida esta sustancia, razón por la cual, en teoría, prácticamente toda la producción de Chile es potencialmente exportable a ese mercado”, sostuvo.

 Segmento de lujo y proyecto inmobiliario en casa matriz

Citroën vio cómo recientemente sus vehículos de lujo DS se convirtieron en una marca autónoma, integrante del grupo PSA. En Chile cuentan con modelos de entre $13 millones y $27 millones. Respecto de la competencia con las marcas alemanas, que son fuertes en esta categoría, Rodrigo Hernando afirmó que “es un mercado difícil, pero creemos que como marca tenemos el ADN del lujo de Francia, que lidera en licores y perfumes, entre otros. Eso se puede traspasar a la industria automotriz, podemos hacer algo distinto”.

 

La casa matriz de Citroën Chile se encuentra en Bellavista 0790, cerca de estaciones de televisión y universidades. Hernando reconoce que el barrio ha crecido en materia de equipamiento y que en ese marco están evaluando proyectos inmobiliarios para el terreno de la sede central de la marca. Estos, de todos modos, consideran mantener las instalaciones automotrices (sala de venta y servicio) de la compañía.

 

El ejecutivo destacó que las iniciativas habitacionales, departamentos pequeños, orientados al arriendo, tienen una fuerte actividad, aunque aún no está definida la iniciativa.

Fuente:

Publicidad