1 de abril de 2010 07:16 AM
Imprimir

España  –  Tendencia preocupante del sector porcino

El precio del porcino cae un 10 por ciento en el último mes, además, el 20% de las granjas de la Comunitat Valenciana se mantienen ahora inactivas

LA UNIÓ señala que las cotizaciones del porcino han descendido para los ganaderos un 10 por ciento en el transcurso del último mes hasta situarse en unas cifras muy preocupantes para el futuro de muchas explotaciones de la Comunitat Valenciana.
De una cantidad de 1,15 euros/kg animal vivo se pasa en estos momentos a 1,04 euros/kg animal vivo en el transcurso de la última semana. Los precios del porcino en el resto de países europeos contrastan con los del Estado español pues hay diferencias sustanciales: (Portugal + 52%, Alemania + 27%, Países Bajos + 21%, Dinamarca + 11%, Francia + 5% e Italia + 1%).  En estos momentos y debido a la crisis, se estima que un 20 por ciento de las granjas de la Comunitat Valenciana se mantienen inactivas porque las empresas integradoras no entran animales para que los ganaderos realicen los servicios de cría y engorde. El problema es que el sector porcino encadena crisis tras crisis en los últimos años. La primera se inició en 2007 por el encarecimiento de los piensos que disparó los costes de producción. Una vez estabilizadas las cotizaciones de los piensos la crisis económica general ha provocado una recesión del consumo en España y un retroceso de las exportaciones.

LA UNIÓ insiste en poner en marcha de forma urgente una serie de medidas por parte de la Administración estatal y autonómica para salvar a un sector relevante para la economía de la Comunitat Valenciana pues es el segundo, tras los cítricos, con mayor importancia en la Producción Final Agraria. Entre las medidas reclamadas por LA UNIÓ se encuentra la de estimular el consumo mediante campañas de promoción porque se detecta que la crisis económica ha provocado un retroceso en la compra por parte de los consumidores españoles a pesar de que el Ministerio de Medio Rural alardea de una situación favorable y una recuperación de los márgenes, así como la necesidad de un contrato de integración pues la mayoría de las granjas funcionan bajo ese sistema y no existen un contrato-tipo en el cual figuren las obligaciones del integrado y de la integradora. También reclama la adopción de un periodo máximo de pago pues la Ley de Morosidad determina que el plazo de pago a falta de pacto entre las partes, sea de treinta días tras la fecha que el deudor haya recibido la factura o solicitud de pago. Actualmente, algunas integradoras pagan de 90 a 120 días, incumpliendo claramente la ley.

Otras medidas pasan por el aumento de las subvenciones al coste del seguro de recogida de cadáveres o por la transparencia y limitación de márgenes comerciales ya que se requiere una clara y visible identificación del origen hasta el consumidor final, además de la publicación de una Ley de limitación de Márgenes Comerciales para garantizar un incremento de precios razonable entre el productor y el consumidor, evitando situaciones abusivas.  En la Comunitat Valenciana existen un total de 1.180 explotaciones de porcino con un censo que ronda la cantidad de 1.315.000 animales, según el Registro de Explotaciones Ganaderas de 2009. Representa el sector porcino el 67% del total de la cabaña ganadera de la Comunitat Valenciana. La provincia de Castellón concentra el 58% de las explotaciones, la de Valencia el 36% y la de Alicante el 6%.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *