27 de julio de 2016 11:45 AM
Imprimir

La Sociedad Rural se opone al corrimiento de la barrera sin autorización internacional

La provincia de La Pampa solicitó ser incluida en la zona patagónica libre de aftosa para exportar carne. Los productores de la Patagonia advierten que la barrera sanitaria no puede trasladarse al norte sin antes ser autorizados por organismos internacionales

La Sociedad Rural se resiste al corrimiento de la barrera sanitaria para incluir a La Pampa en la zona autorizada para exportar carne, si no se cumplen los requisitos exigidos en el mundo.

El presidente del organismo Santiago Nasar explicó a El Vespertino de Radio Seis que La Pampa “está proponiendo el ingreso de hueso plano [costillas] pero sin cumplimentar los protocolos necesarios para proteger a la exportación de carne”.

“Esta es una barrera sanitaria que permite la exportación a países libres de aftosa, entonces cuando hay garantías de que el país este libre de aftosa, estos países compran tranquilos” indicó citando como ejemplo a la Unión Europea, Japón y Estados Unidos.

“Es cierto que también La Pampa está libre de aftosa, lo que pasa es que hay protocolos de seguridad para que la barrera esté al norte y estén incluidos en el status. Ellos tienen que hacer ese trámite, no se lo pueden saltear porque van en contra de los frigoríficos y productores de la Patagonia” añadió.

Según explicó, para que La Pampa pueda exportar como provincia libre de aftosa, “tiene que haber un pedido de consideración ante la Organización Internacional” y “tiene que haber una visita de los países compradores que toman muestras y no nos podemos arriesgar a que haya un animal con sintomatología positiva” sostuvo.

Nasar presume que la provincia pretende eludir esos controles “porque están pensando en el negocio del corto plazo”.

Por otro lado, dijo que son falsas las afirmaciones del Gobierno de La Pampa sobre la reducción de precios para los consumidores patagónicos, porque actualmente venden pulpa en la Patagonia “y no está a mitad de precio”.

“No hay ningún problema en que ellos también entren pero que hagan lo que corresponde y dejen de mentir que va a bajar la carne” dijo.

El presidente de la Sociedad Rural dijo además que el tipo de cambio actual todavía no permite exportar carne ovina porque su gran competidor, Australia y Nueva Zelanda, devaluaron su moneda y de esa manera beneficiaron su venta al exterior.

Nasar también recordó la época en la que Argentina fue el tercer mayor exportador de carne del mundo y sugirió que para volver a ser líderes el el mercado mundial, “algún día los argentinos tenemos que dejar de discutir y agarrar la pala”.

Fuente:

Publicidad