27 de julio de 2016 02:26 AM
Imprimir

Porcinos: Brasil es el “principal competidor” pero llegará a ser “socio” de la Argentina

CompartiremailFacebookTwitterAseguran que Estados Unidos y esos dos países sudamericanos tendrán mayor competitividad de costos de cría de cerdos y serán los grandes productores potenciales del futuro. Ayer hubo un foro de debate en la Exposición Rural de Palermo. DE LA REDACCION. En el sector porcino, Brasil es el principal competidor de la Argentina pero también […]

Aseguran que Estados Unidos y esos dos países sudamericanos tendrán mayor competitividad de costos de cría de cerdos y serán los grandes productores potenciales del futuro. Ayer hubo un foro de debate en la Exposición Rural de Palermo.

DE LA REDACCION. En el sector porcino, Brasil es el principal competidor de la Argentina pero también se convertirá en un gran “socio”, según un debate realizado ayer en la 130ª Exposición Rural Internacional de Palermo.

Fue durante una jornada sobre competitividad en la actividad que organizó el Comité de Porcinos de la Sociedad Rural Argentina (SRA) y con el respaldo de Agroceres PIC.

Los especialistas Juan Manuel Bautista, Alexandre Furtado da Rosa y el economista Orlando Ferreres analizaron la cadena productiva del cerdo en Argentina y Brasil.

Bautista, coordinador del Comité y gerente Comercial de Agroceres Pic, empresa de genética porcina con presencia mundial destacó que “por ahora Brasil es nuestro principal competidor pero será nuestro principal socio en el futuro”, en referencia a la particular coyuntura y relación que sobre la actividad se vive en ambos países donde la Argentina importa cerdo brasileño.

Además, destacó positivamente la interrelación público-privada que el sector tiene con el Gobierno argentino.

En tanto, Furtado da Rosa, director superintendente de Agroceres Pic para Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, señaló que “la Argentina y Brasil tienen actualmente costos extremadamente altos pero los precios (de la carne porcina) no son tan malos”, situación que calificó de “problema transitorio”.

Además, se refirió a las grandes cosechas de maíz “que están teniendo ambos países” que es alimento para el cerdo y destacó que la nación vecina exporta el 40% de su producción.

Tras mencionar que Brasil es el cuarto exportador mundial de carne de cerdos y citar otra innumerable cantidad de rubros agroindustriales en que su país ocupa posiciones de privilegio en el comercio mundial, señaló que en Sudamérica en los últimos 10 años el consumo de proteína animal creció casi 32%.

Furtado da Rosa manifestó que “Estados Unidos, Brasil y Argentina son los países que tendrán mayor competitividad de costos de producción porcina en el futuro y serán los grandes productores potenciales del futuro”, ventaja que en el caso de los dos mayores socios del Mercosur aumenta por su privilegiado estatus sanitarios y el acceso a maíz.

“Brasil es uno de los pocos países del mundo que tiene cooperativas porcinas exitosas, muy competitivas, que producen también granos y pollos, con gran productividad”, señaló el directivo brasileño.

Cadena porcina argentina

Ferreres consignó que “la producción porcina creció un 73,2% de 2010 a 2015, generando 12.500 nuevos puestos de trabajo con una inversión de 1.000 millones de dólares, en el período 2009- 2015, porque el productor se convenció que conviene agregarle valor al maíz”, dijo.

Para Ferreres en promedio, para el primer semestre de 2016 los valores en dólares de la carne porcina fueron un 33% menor a los de la vacuna.

En cuanto a la estructura de la cadena porcina citó datos de 2015, que indican que existen 6708 establecimientos con unas 5,5 millones de cabezas que en un 85% venden directamente a frigoríficos, un 10% tiene producción de carne propia y un 5% comercializa su producción a través de intermediarios.

Por otra parte, la producción total ascendió el año pasado a 483.000 toneladas elaboradas por 178 establecimientos frigoríficos y 382 fábricas de chacinados y saladeros.

Estas industrias produjeron 181.000 toneladas de carne fresca y 580.000 de chacinados, en los cuales la porcina solo participó en un 37%.

“Argentina podría aumentar el stock de cerdas reproductoras entre un 60% y un 150% dado la producción agropecuaria que posee lo que generaría unos 22 mil puestos de trabajo en la cadena porcina”, añadió

Fuente:

Publicidad