28 de julio de 2016 12:55 PM
Imprimir

Uso responsable de antimicrobianos en producción porcina

CompartiremailFacebookTwitterLa resistencia bacteriana es uno de los temas recurrentes actualmente en la industria ganadera actual. Preocupación para consumidores y ganaderos, no deja a nadie indiferente. En El Sitio Porcino, hemos querido acercar una iniciativa de Veterindustria que puede ayudar a mejorar el uso de los antimicrobianos para combatir la amenaza de la resistencia. Gracias a […]

La resistencia bacteriana es uno de los temas recurrentes actualmente en la industria ganadera actual. Preocupación para consumidores y ganaderos, no deja a nadie indiferente. En El Sitio Porcino, hemos querido acercar una iniciativa de Veterindustria que puede ayudar a mejorar el uso de los antimicrobianos para combatir la amenaza de la resistencia. Gracias a Veterindustria, presentamos una nueva guía en nuestra Biblioteca sobre el uso de los medicamentos veterinarios y conversamos sobre la resistencia bacteriana y esta guía con Pablo Hervás, director técnico de Veterindustria en España.

 

Pablo Hervás, director técnico de Veterindustria

 

La resistencia a los antibióticos ha cobrado especial importancia en los últimos tiempos, a pesar de que la resistencia en sí se conoce desde que comenzaron a usarse. Además, la industria de producción de proteína animal se ha convertido en el centro de atención en este asunto, sobre todo para muchos consumidores. ¿Cómo está afrontando la industria de sanidad animal este reto no tan nuevo, pero de reciente relevancia para los consumidores? ¿Está afectando a la industria ganadera, incluida la porcina, la percepción de los consumidores sobre este tema?

La resistencia a los antibióticos ha sido y sigue siendo una prioridad para la industria de sanidad animal. La industria tiene un firme compromiso en la lucha contra las resistencias a los antibióticos haciendo propuestas e impulsando iniciativas tanto a nivel científico como técnico y de comunicación para conseguir que estos valiosos medicamentos veterinarios puedan seguir aportando los numerosos beneficios tanto a la sanidad animal como a la salud pública. Para ello, Veterindustria continúa colaborando con todas las partes interesadas como instituciones, investigadores, el sector productos, la profesión veterinaria, etc., en coordinación con la federación europea IFAH-Europa, habiéndose obtenido ya resultados muy satisfactorios en estos terrenos.

En España se ha impulsado el Plan Estratégico y de Acción para Reducir el Riesgo de Selección y Diseminación de la Resistencia a los Antibióticos por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), con el apoyo de los ministerios de Sanidad, Agricultura, etc., algo muy bien acogido por la industria de sanidad animal, que apoya los fines, objetivos y forma de este ambicioso proyecto que es común a humana y veterinaria.

Es importante tener en cuenta que se trata de un reto multisectorial por lo que es preciso trabajar conjuntamente con el sector de la sanidad pública, el medio ambiente y otros ámbitos. Además, las resistencias a los antibióticos no conocen fronteras por lo que es necesario un enfoque global en el que haya un compromiso de todos los países para hacer frente a este reto.

En el campo de la ganadería la percepción de los consumidores sobre la misma resulta crucial, es por ello, que es sumamente importante que la sociedad esté perfectamente informada y conozca los beneficios de los antibióticos en sanidad animal. La encuesta europea “eurobarómetro” sobre resistencia a los antibióticos realizada recientemente por la Comisión Europea demuestra que es necesario impulsar campañas de información a la sociedad para que ésta tenga un mayor conocimiento sobre los antibióticos tanto en veterinaria como en humana.

 

Foto: Shutterstock

 

¿Qué antibióticos tienen mayor importancia para la salud porcina? ¿Ve posible que dejen de estar disponibles por la resistencia bacteriana a corto plazo?

Los antibióticos son unas herramientas de sanidad animal que siguen siendo imprescindibles para luchar contra las enfermedades de los animales. Actualmente, y como pasa en medicina humana, no existen alternativas a los antibióticos para muchas enfermedades, por lo que los antibióticos es la única herramienta con la que cuenta el veterinario para poder controlar las mismas. La industria de sanidad animal ha desarrollado numerosos antibióticos para luchar contra multitud de enfermedades en porcino; estos productos han sido revisados y autorizados por una Autoridad independiente que garantiza que estos productos son de calidad, seguros y eficaces. La utilización de un antibiótico u otro depende de muchos factores como la enfermedad, la edad del animal, la situación de resistencias a los antibióticos de la explotación, es por ello, que el veterinario en base a estos factores elige el antibiótico necesario para ese proceso y ese momento.

Actualmente no se prevé que dejen de estar disponibles, sí que existe un consenso generalizado a nivel europeo, y también en España, para promover el uso responsable de los antibióticos, lo que incluye por ejemplo limitar el uso de los antibióticos considerados como críticos para la salud pública para casos excepcionales y solo cuando sea estrictamente necesario y esté justificado.

 

Foto: Shutterstock

 

¿Cuáles diría que son los puntos críticos que debe tener en cuenta un veterinario para un uso racional de los antimicrobianos?

El uso responsable de los antibióticos es un concepto muy amplio que abarca desde medidas que eviten la aparición y diseminación de la enfermedad como buenas prácticas de higiene, bioseguridad, alimentación, etc., pasando por un programa de vacunación adecuado así como un buen diagnóstico que nos permita identificar el agente causal cuando aparece una enfermedad. El veterinario, dentro de las opciones terapéuticas, debe elegir el antibiótico más adecuado siguiendo siempre las recomendaciones de la ficha técnica del producto. Además, se deberían utilizar los antibióticos solamente en aquellos casos en lo que sean necesarios, siguiendo el lema de “tan poco como sea posible, tanto como sea necesario”.

 

¿Cómo puede reducirse o racionalizarse el uso de antimicrobianos en la industria porcina? ¿Qué elementos deben de reforzarse para no “abusar” de los antimicrobianos?

Para ello, en primer lugar se necesitaría conocer el uso real de antibióticos que existe en el sector con el fin de poder analizar los datos y poder estudiar si el uso que se realiza está o no justificado, así como para poder tomar las medidas que se considerasen adecuadas, llegado el caso. En cualquier caso, la normativa vigente sobre uso de medicamentos veterinarios ya establece que “la cantidad prescrita y dispensada se limitará al mínimo necesario para el tratamiento de que se trate, según criterio del veterinario prescriptor”. En todo caso, como se ha señalado anteriormente, es muy importante seguir reforzando todos los elementos que permitan prevenir las enfermedades.

 

Veterindustria ha participado en la elaboración de la Guía de uso responsable de medicamentos veterinarios para porcino impulsada por la Fundación Vet+i. ¿Cómo nace la idea y quiénes han participado en su elaboración?

La iniciativa “Vetresponsable” en la que se enmarcan dichas guías, da respuesta a la necesidad de generar iniciativas de comunicación y formación dirigidas fundamentalmente a los veterinarios, aunque también a productores y propietarios de mascotas, para que los medicamentos veterinarios, incluidos los antibióticos, se utilicen de manera adecuada y responsable. Los principios recogidos en Vetresponsable han sido elaborados por un equipo multidisciplinar de prestigiosos expertos procedentes de asociaciones veterinarias, de productores, de la industria de sanidad animal y de la autoridad competente en la materia como la AEMPS y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

 

A pesar de ser una guía para profesionales afincados en España principalmente, ¿las ideas y conceptos aquí explicados pueden ser de utilidad para profesionales veterinarios de otros lugares del mundo?

Por supuesto, estas guías incluyen recomendaciones y directrices adaptadas a la realidad de todas las especies animales, por lo que podrían ser de utilidad para los veterinarios de otras regiones, aunque siempre adaptadas a la realidad de sus sistemas productivos. Estas guías tienen un abordaje muy amplio que cubre cuestiones ligadas con el medicamento veterinario y su normativa, incluyendo recomendaciones sobre el sistema de farmacovigilancia veterinaria; elementos previos en materia de uso responsable como las medidas preventivas y de bioseguridad, directrices en materia de diagnóstico o de prescripción veterinaria; el diseño, monitorización y evaluación del tratamiento; el tipo de medicamento veterinario empleado; el almacenamiento y conservación de medicamentos; las buenas prácticas de administración o recomendaciones sobre el registro de tratamientos y la eliminación de envases y restos de medicamentos.

Lea la nueva guía aquí.

Fuente:

Publicidad