29 de julio de 2016 15:32 PM
Imprimir

Senasa inició el monitoreo anual de residuos y contaminantes en vegetales

En una primera etapa se controlará apio, acelga, espinaca y lechuga. El operativo incluye a General Pueyrredon, Tandil y Bahía Blanca.

Con el objetivo de resguardar la salud de los consumidores, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) inició el monitoreo anual del control de residuos y microbiológicos en hortalizas y frutas frescas de General Pueyrredon, Tandil y Bahía Blanca.
Esta actividad, que verifica la sanidad e inocuidad de hortalizas y frutas frescas, se enmarca en la planificación realizada por el Programa Nacional de Control de Residuos, Contaminantes e Higiene de Alimentos de Origen Vegetal (Creha).
Personal del Centro Regional Buenos Aires Sur del Senasa inspeccionará mercados y campos de los tres sectores. La primera etapa comprende la toma de muestras para el análisis de residuos de agroquímicos en apio, acelga, espinaca y lechuga, dado su actual período de cosecha.
En función de los resultados obtenidos, los agentes del Senasa notificarán al productor o al puestero del mercado según corresponda, si los alimentos analizados poseen presencia de contaminantes dentro de los límites máximos permitidos por la normativa vigente o si, en todo caso, el producto fitosanitario hallado está autorizado para el cultivo en cuestión.
Ante resultados fuera de estos parámetros -que suelen darse por presencia en exceso o por usos no recomendados de fitosanitarios- se realizarán nuevos muestreos y comenzará un período de vigilancia sanitaria.
Durante la vigilancia, los lotes o partidas de productos sin conformidad no se podrán comercializar y solo quedarán liberados una vez que se obtengan muestras que arrojen resultados conformes a los rangos aceptados.
Según los monitoreos realizados durante el 2015 en la región centro sur bonaerense, más del 85% de los productos muestreados se encontraban por debajo de los niveles máximos regulados, siendo óptimos para un consumo seguro.
La aplicación del Plan Creha a nivel nacional contribuye a garantizar la inocuidad de frutas y hortalizas destinadas al mercado interno, así como también a mantener abiertos los mercados de exportación

Fuente:

Publicidad