3 de agosto de 2016 02:47 AM
Imprimir

Desafíos por venir en la agricultura

Que podemos esperar de la próxima campaña gruesa

Se realizó en Pergamino la IV Jornada de Actualización Técnica en Soja y Maíz, donde diversos expositores mostraron de donde venimos en cuanto a la realidad de presencia de plagas, enfermedades y malezas y que cabría esperar para la próxima campaña de granos gruesos.

El Ing. Gustavo Gaudio hizo un raconto en lo referido a la situación del maíz, de donde se pueden extraer dos puntos principales:

  • ·No se observaron nuevas enfermedades que estén afectando al cultivo
  • ·Tomando unos seiscientos ensayos realizados sobre maíz temprano, se observa una disminución de presencia de materiales de ciclo corto, mostrándose una mayor oferta de materiales de ciclo intermedio y ciclos largos.

 

El Ing. Agr. Paolo De Luca diserto sobre los aportes de la genética a la tecnología productiva en soja. El profesional mostró que a nivel de lote, la decisión que mayor impacto tiene en la productividad del cultivo es sin duda alguna la fecha de siembra en relación al grupo de madurez utilizado. En este sentido, De Luca mostró que a partir del 23 de Octubre en adelante, a medida que la siembra se atrasaba, el potencial de rendimiento caía unos 25 kgs diarios aproximadamente. Todo dependiendo por su puesto del ambiente y grupo de madurez elegido. Por su parte, comentó las ventajas de manejo que introducen genes como STS®, Intacta® o la combinación de ambos denominado IPRO®, tanto en lo referido al manejo de malezas como latifoliadas y gramíneas y daños de lepidópteros en estadíos iniciales del cultivo, lo que favorece una mas rápida implantación y desarrollo del cultivo.

El turno de las malezas

Ante el aumento de la presencia en la zona de malezas del tipo Amaranthus o Yuyo Colorado, el Ing. Agr. Luis Lanfranconi (UCC – INTA) diserto sobre la realidad de esta maleza en la provincia de Córdoba, San Luis y Santa Fe, su evolución y que cabe esperar para la provincia de Buenos Aires, especialmente en el oeste, donde la maleza tiene fuerte presencia como en el norte de la misma, donde está comenzando a verse con mayor frecuencia.

El especialista hizo especial énfasis en varios puntos que deben ser tenidos en cuenta si o si, para no tener que caer en grandes gastos de aplicación de herbicidas residuales o poner en riesgo absoluto la productividad del lote infestado durante años.

Los puntos destacables de su disertación fueron los siguientes:

  • ·Amaranthus tiene un desarrollo explosivo, poco compatible con el proceso de aprendizaje sobre su control. Al momento que aprendemos a manejarlo, el problema está instalado
  • ·Las condiciones de cosecha de la última campaña fueron las ideales para la diseminación de la maleza, ya que las urgencias llevaron a cosechar en cualquier condición y no se trabajo correctamente en la limpieza de las maquinas
  • ·Ante el no control, la dinámica de crecimiento de la población de Amaranthus en un lote va desde 2 plantas en el primer año a manchones en el segundo año y al 40% del lote con problemas al tercero.
  • ·La aparición de resistencias en malezas duras llevó a que el mercado de herbicidas pre emergentes no glifosato se multiplicara por tres en los últimos años.
  • ·Hay que pensar que una planta no controlada no significa un error de aplicación, sino la aparición de una resistencia. Esto implica sacar los individuos vivos, en especial de Amaranthus, inclusive con palas antes que se propague por el lote y pasemos a necesitar inversiones en herbicidas cercanas a los U$S 120 por hectárea.
  • ·Amaranthus presenta una ventana de aplicación post emergente de unos tres días máximo, por lo cual hay que adaptar la logistica de aplicación al ritmo de crecimiento de la maleza. Su control requiere por lo menos una calidad de aplicación de 50 impactos por centímetro cuadrado para ser eficiente.
  • ·Debemos acostumbrarnos a manejar fitotoxicidades
  • ·Debemos pensar en el sistema y por lo tanto ajustarlo a la presencia de la misma, tanto sea en rotaciones, hibridos de maíz a utilizar en función de la resistencia a herbicidas post emergentes, distanciamiento entre surcos de soja, habito de crecimiento de la misma, uso de pre emergentes y cultivos de cobertura.

Finalmente el profesional alertó sobre la aparición de gramíneas resistentes a post emergentes, donde se están comenzando a ver Sorgos de Alepo resistentes a los herbicidas tipo FOP, posiblemente algunos biotipos resistentes a los tipos DIM y Digitarias resistentes a FOP, por lo que es fundamental ajustar manejo tanto cultural como químico a cada lote y en función de eso actuar para no perder herramientas químicas que por ahora no tienen como ser reemplazadas

Fuente:

Publicidad