6 de agosto de 2016 10:07 AM
Imprimir

Porcínaza, fertilizante para la producción orgánica

La industria porcícola genera una serie de subproductos de gran importancia como lo es el abono orgánico, un producto de la porcínaza (líquida y sólida) y compost de mortalidad, que luego de un manejo adecuado se logran incorporar a otros ciclos agropecuarios disminuyendo los costos de producción y generando un valor diferencial.

Artículo de Zulay Tafur, profesional de suelos; María Rodríguez, coordinadora ambiental y José Fernando Naranjo, director área técnica, Asociación Colombiana de Porcicultores-Fondo Nacional de la Porcicultura.

Precisamente, esta iniciativa la está implementando la granja “Porcícola Líder”, ubicada en Silvania. Desde este municipio de Cundinamarca se produce uno de los cafés orgánicos más sobresalientes por sus cualidades organolépticas llamado “Café Cosecha Real”.

Se caracteriza por tener un aroma dulce, paneloso y acaramelado con un toque cítrico, floral y de vainilla, y de sabor dulce, acidez media alta y cuerpo cremoso. “Café Cosecha Real” es resultado de un equilibrado manejo de buenas prácticas productivas y agrícolas, el cual tiene como característica el soporte del plan nutricional del cultivo a partir de la porcínaza.

Desde hace 4 años, la finca “La Primavera”, en su búsqueda por utilizar de manera efectiva uno de los mayores subproductos asociados a la producción porcícola propia, dio inicio a la plantación de café orgánico a partir de la fertilización con porcinaza.

Este proceso no solo ha facilitado la recuperación de zonas erosionadas (restaurando la flora y fauna) y el manejo racional de los recursos hídricos disponibles, sino también ha permitido conseguir un sistema productivo eficiente desde el punto de vista económico, ya que disminuye los costos de producción con la sustitución de fuentes de fertilización sintéticas y a nivel social, genera un mayor ingreso a las familias gracias al precio diferencial del producto en el mercado,

Por último, desde el punto de vista ambiental, la disposición con criterios técnicos y agrícolas de la porcínaza compostada en la fertilización del cultivo de café ha cambiado la perspectiva de este subproducto, considerado un agente contaminante de las fuente hídricas por un insumo rico en nutrientes y dinamizador de la microbiología del suelo y las características químicas y físicas asociadas al mismo.

 

 

Finca La Primavera

El área total de la finca cafetera es de 15 hectáreas, de las cuales 10 están en producción y 5 se encuentran de fase de desarrollo. La temperatura promedio de la zona es de 22º C, con una humedad relativa del 75 por ciento asociada a un aporte de lluvia de 1600 mm al año.

El suelo que sustenta el cultivo es franco arcilloso con características químicas iniciales como la presencia de acidez, bajos niveles de contenido de fosforo, azufre, calcio y magnesio, moderados contenidos de materia orgánica y altos contenidos de potasio. Entre las propiedades físicas iniciales resalta la presencia de moderada permeabilidad y buena retención de agua, estas particularidades han cambiado con el transcurrir del tiempo.

 

haga clic en la figura para ampliar

 

 

 

Compost a partir de porcínaza

La producción diferencial del “Café Cosecha Real” inicia en la preparación de la fuente de fertilización: el compost a partir de porcínaza sólida. En la finca cada mes se producen 24 toneladas en materia seca de compost, resultado de 3 meses de procesos de volteo, almacenamiento y aireación de la porcínaza sólida proveniente de las áreas de producción de diferentes grupos etários de cerdos (lechones lactantes, precebos, cerdas de remplazo, cerdas gestantes, reproductores, cerdas lactantes y animales de engorde).

Este proceso está debidamente monitoreado sobre variables de temperatura, pH y humedad, junto con las suplementación de recursos como cacota, cisco (cascara del café pergamino seco), residuos vegetales, microorganismos eficientes y harina de roca, en los cuales reposa las calidad del producto final.

Referente a las fases del proceso, la fase mesofila reporta temperaturas entre los 30 a 45º C, seguida de la fase termófila que presenta temperaturas superiores a los 55º C, finalizando con la fase de enfriamiento donde la temperatura se reduce hasta alcanzar unos 30º C, en esta fase el producto se encuentra estabilizado y saneado.

El área de compostaje, donde continuamente se realiza volteo del material (mínimo 2 veces por semana), es de aproximadamente 700 m2 equipado con techo en eternit, buena circulación de aire y provisto de zonas de volteo en función del tiempo de almacenamiento que tienen la porcínaza, junto con cimientos en concreto y canales de desagüe, evitando que las pilas de aproximadamente 10 cm de alturas se puedan humedecer por fuertes aguaceros.

Una vez se completa el proceso productivo del compost, este es almacenado en lonas de polietileno con un peso aproximado de 30 kilogramos cada una, las cuales se acopian por 30 días máximo y es caracterizado en su composición nutricional antes de ser llevado a campo y dispuesto en el cultivo.

La aplicación en campo se realiza cada 4 meses y responde a los requerimientos nutricionales del cultivo (café arábigo variedad Castillo) junto con el aporte mineral del suelo, a fin de balancear la cantidad de compost a agregar para no afectar ambientalmente el entorno. La dosis actual es de 2 kilogramos de compost por planta de café (distribuido en corona a 30 centímetros del tallo de la planta) aplicándose anualmente 30 toneladas por hectárea.

 

 

 

Café certificado orgánico

El cultivo tiene una densidad de siembra de 5000 plantas por hectárea, manejando distancias de siembra de 1.3 metros entre plantas por 1.5 metros entre surcos; con un rendimiento actual de 2 toneladas de café pergamino seco por hectárea al año.

Si bien la producción conseguida a la fecha es promedio a la zona, hay que resaltar que el manejo agronómico del cultivo del “Café Cosecha Real” le ha conferido a la finca “La Primavera” la consecución del código común para la comunidad cafetalera 4C, también conocido como el estándar base de la cadena en el suministro de cafés sostenibles en el mundo desde el punto de vista de producción, procesamiento y comercio.

De igual forma se ha logrado la certificación del sello Rainforest Alliance, el cual identifica las fincas que dentro de sus procesos productivos conservan la vida silvestre, protegen los suelos y las vías acuáticas, asegurando una sostenibilidad a largo plazo.

Como estrategia diferencial en la comercialización internacional y de forma complementaria se adquirió la certificación orgánica de productos agrícolas USDA NOP, basada en las normas de producción orgánica para los Estados Unidos, la cual es otorgada a los sistemas productivos que mantienen o mejoran la fertilidad del suelo, no usan productos químicos como fertilizantes nitrogenados artificiales y aseguran el bienestar de los animales, esta certificación es necesaria para los productores interesados en exportar su producción orgánica a los EE. UU.

Sin ser la última meta comercial, hoy día Café Cosecha Real ajusta su calidad y excelente manejo agronómico para lograr la certificación JAS (certificado de producción agrícola Japonés), el cual tiene entre sus exigencias el manejo orgánico del cultivo durante 3 años para conseguir técnicamente la primera cosecha orgánica, manteniendo la fertilidad del suelo solo con residuos agrícolas del campo o la utilización de algunos productos como compost a base de estiércol de porcino, en este caso.

También tiene en cuenta el manejo de plagas a partir del uso de variedades de cultivo tolerantes y control físico y biológico o en combinación, que en el caso particular del cultivo de “Café Cosecha Real”.

En definitiva la producción diferencial y de calidad del café orgánico tipo exportación supremo Cosecha Real, abre un camino hacia la nueva era de producción de café de alta calidad y muestra claramente que es una actividad al alcance de productores interesados en hacer de la actividad porcícola un soporte de desarrollo para la producción agrícola nacional.

Fuente:

Publicidad