5 de abril de 2010 07:17 AM
Imprimir

Los Grobo crece en Brasil y ya factura más que en la Argentina

El grupo incrementó su participación en la sociedad que comparte en ese país

Grupo Los Grobo, una de las mayores empresas de siembra de la Argentina, dio otro paso en su estrategia de regionalización de la producción. En Brasil, la firma decidió unificar las operaciones que tenía en ese país y aumentar su participación en una sociedad. En concreto, lo que allí hizo la empresa fue fusionar dos firmas: Ceagro y Los Grobo de Brasil. Hasta antes de este proceso, Ceagro era una firma con 65 por ciento de participación del empresario brasileño Paulo Fachim y 35 por ciento de Grupo Los Grobo. Ahora, en cambio, en una operación en la que no hubo aporte adicional de capital, según fuentes de la compañía, la empresa argentina se convirtió en el principal accionista. Así, el porcentaje de Los Grobo subió al 60%, mientras que Fachim se quedó con el 40 por ciento. El nombre que va a tener la empresa resultante de la fusión es Ceagro/Grupo Los Grobo, según comentó a LA NACION Gustavo Grobocopatel, presidente de la compañía argentina. "Con una sola empresa logramos mayor tamaño y un mejor alineamiento", señaló. "Tratamos de instalar la empresa no sólo en la Argentina, sino en toda la región", agregó. En materia de siembra, la empresa va a trabajar este año 80.000 hectáreas en Brasil. Hasta el ciclo pasado, sembraba allí unas 50.000 hectáreas. Con este paso, según comentó Grobocopatel, la compañía en Brasil pasará a facturar 350 millones de dólares, y acopiar 800.000 toneladas de granos. Además, la empresa tiene una capacidad de almacenaje de 600.000 toneladas y emplea a unas 400 personas. Los Grobo también posee un molino harinero en ese país, por donde pasan unas 60.000 toneladas por año. De hecho, Los Grobo es una de las empresas de siembra que más se expandieron en Brasil. En octubre pasado, en el inicio de la campaña de soja, Grobocopatel había comentado que la compañía había crecido un 80% en siembra, mientras que en Uruguay aumentó su superficie en un 15 por ciento. En ese momento, el presidente de la empresa dijo que en la Argentina se iba a "mantener" la superficie implantada del ciclo pasado, con 120.000 hectáreas, mientras crecía en el exterior. El peso regional En rigor, fruto de la ramificación de las operaciones en los países de la región, la Argentina ya no es la principal locomotora del grupo. En 2009, Grobocopatel había anticipado que a partir de este año el país representaría menos del 50% de la actividad de la empresa. Este pronóstico se cumplió. Según el productor, hoy, en términos de facturación, la Argentina representa un 40% del negocio, mientras Brasil se lleva un 45 por ciento y el porcentaje restante se reparte entre Uruguay y Paraguay. Hoy, la empresa de Grobocopatel factura entre todos los países de la región unos 700 millones de dólares. En materia societaria, el Grupo Los Grobo es una empresa cuyo 75% de acciones está en manos de la familia Grobocopatel. Vinci Partners (del ex fondo brasileño PCP) posee un 23% y el empresario uruguayo Marcos Guigou tiene el 2% restante. Sin retenciones y, dicho por los mismos empresarios, con un ambiente más favorable para los agronegocios, en los últimos años países como Brasil y Uruguay se convirtieron en un imán para los principales grupos de siembra de la Argentina. Además de Los Grobo, en esos países ya pusieron un pie otras firmas argentinas como El Tejar, MSU y Adecoagro, esta última con participación de inversores externos como el magnate George Soros, pero es operada por management argentino. A diferencia de lo que ocurre con el rubro frigorífico, partiendo de que los grupos brasileños JBS y Marfrig vinieron a la Argentina a conquistar el negocio de la carne, en siembra son las empresas argentinas las que encabezaron la avanzada a la inversa. Por otra parte, se está observando un incipiente, pero sostenido proceso de firmas locales que buscan hacer negocios en maquinaria agrícola con Brasil. Las fábricas de pulverizadoras Metalfor y Pla ya tienen plantas propias en ese país. Agrometal, la mayor fábrica de sembradoras, adquirió allí a Fankhauser, de implementos agrícolas. El año pasado, además, la local Yomel selló una alianza estratégica con la brasileña Stara para agricultura de precisión. La local Pauny, de tractores, también está buscando una alianza para crecer en Brasil.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *