5 de abril de 2010 07:15 AM
Imprimir

280 kilos mínimo, a favor y en contra

"A largo plazo, la medida permitirá al productor extraer hasta cien kilos de carne por cada animal faenado", asegura el subsecretario de Ganadería, Alejandro Lotti. Para Llambías, sin embargo, "significará un nuevo golpe a la cría vacuna".

En el primer minuto de abril comenzó a regir el tope mínimo de 280 kilos para la faena de animales vacunos y el próximo mes se extenderá a 300 kilos. El gobierno defiende la medida, los dirigentes agropecuarios, la atacan. El subsecretario de Ganadería, Alejandro Lotti, aseguró que esa medida, a la larga, “permitirá al productor extraer hasta cien kilos de carne por cada animal faenado” y reconoció que “en los próximos 30 o 45 días puede haber problemas puntuales de escasez”. El titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, sin embargo, denunció, a través de un comunicado de prensa, que la decisión oficial “significará un nuevo golpe a la cría vacuna, sector postergado por las políticas públicas”. La Sociedad Rural Argentina (SRA), asimismo, señaló que la aplicación del peso mínimo de faena para la hacienda “puede provocar una nueva escalada en el precio de la carne”. “Es cierto que va a provocar, posiblemente, una pequeña retracción de la oferta durante un mes o mes y medio, pero lo que sí es seguro es que hacia adelante vamos a tener más carne”, respondió el subsecretario de Ganadería. Según explicó Lotti, el incrementó “de 30 o 40 kilos” en la faena comenzará a sentirse en la oferta “del segundo semestre de año”. El animal tiene una potencialidad de peso para la faena en 460 kilos, que representan 100 kilos más de carne por res. “Estamos tirando hoy esa carne”, manifestó el funcionario. Entre los factores que explican el actual proceso de reducción paulatina del pesaje de los animales enviados “se encuentra indudablemente el proceso de agriculturización de los campos, que redujo la producción de hacienda, y la sequía”, explicó Lotti a Página 12. En relación a un incremento de los precios, el funcionario nacional dijo: “”No creo que haya otra suba. El mercado está siendo bien abastecido y los precios se estabilizaron. Además, cuando empiece el frío, por no haber pasturas se acrecienta la liquidación de animales”. Para CRA, la medida “afectará sensiblemente el ingreso de los criadores, principalmente los afectados por la sequía, que deberán incrementar sus costos de alimentación para llevar los animales al nuevo peso mínimo”. Los confederados consideraron que “el incremento de la oferta de carne vacuna se generará a través de un entorno donde exista un mercado sin intervenciones y sin restricciones a las exportaciones, que incentive a los productores a alcanzar pesos más elevados en sus animales, de modo de alcanzar una mayor oferta para los consumidores”. La SRA, por su parte, dijo que “coincide” en el objetivo de aumentar el peso promedio de faena pero esto “solo será posible mediante incentivos económicos a los productores y en un ambiente de estabilidad y reglas claras que permitan invertir para generar más kilos de carne por animal”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *