8 de agosto de 2016 13:22 PM
Imprimir

“Con el ‘Bolsatech’, el Inase va a hacer la trazabilidad de las semillas”

El Instituto Nacional de Semillas (Inase) implementó un sistema alternativo para cerrar la disputa con la multinacional Monsanto en torno al uso de la soja “Intacta”. Al esquema se sumaron las cámaras de Comercio y Cereales de algunas provincias, entre ellas la BCC Bolsatech es un sistema alternativo que evita el cobro automático a los […]

El Instituto Nacional de Semillas (Inase) implementó un sistema alternativo para cerrar la disputa con la multinacional Monsanto en torno al uso de la soja “Intacta”. Al esquema se sumaron las cámaras de Comercio y Cereales de algunas provincias, entre ellas la BCC

Bolsatech es un sistema alternativo que evita el cobro automático a los productores de las regalías por el uso de biotecnología en soja instrumentado de facto por la multinacional Monsanto. Ahora, el sistema concentrará la gestión por el cual, en caso de detectar presencia del evento Intacta RR2 PRO (de Monsanto) en una partida de soja, emitirá un certificado para enviarlo a la multinacional, de manera que ésta pueda reclamar el cobro de la regalía al productor y éste emprenda una defensa en caso de considerar inadecuado el reclamo.


Las bolsas de Cereales de Córdoba, Buenos Aires, Bahía Blanca y Entre Ríos y de Comercio de Chaco, Rosario y Santa Fe suscribieron un convenio con el Instituto Nacional de Semilas (Inase), de modo tal que todas estas instituciones brindarán un servicio para gestionar y administrar la toma de muestras, testeo y gestión de la información.


En diálogo con Comercio y Justicia, Olga Colussi, asesora jurídica de la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCC), explicó el sistema que ya está vigente.

 

-¿Cómo funciona el sistema?
-Hay una resolución del Inase que establece que en el primer lugar de entrega de los granos se deberá tomar muestras para determinar si tienen tecnología para que, en caso de ser afirmativo, verificar si consta en la declaración jurada que los operadores deben hacer de manera obligatoria a Inase desde 2007. Allí ellos dejan constancia de la posesión de semilla de uso propio tanto de soja como de trigo. Todo esto es para hacer la trazabilidad de la semilla. En función de eso, el Inase ahora va a controlar a partir de un análisis en el primer punto de entrega.

-Entonces, ¿ahora los primeros puntos de entrega serán en las bolsa de Cereales?
-No, los primeros puntos de entrega seguirán siendo los acopios. En ese primer punto se debe tomar la muestra y después de eso, se puede hacer el análisis o testeo in situ, es decir en el mismo acopio, o en los laboratorios de las cámaras arbitrales que tienen las bolsas de Cereales. En este sentido cabe destacar que el proveedor de la tecnología ha distribuido de manera gratuita el kit con el que se realiza el testeo y ese kit ya está homologado por el propio Inase.

-¿Este kit es el que distribuyó Monsanto para detectar el uso de su soja Intacta?
-Exactamente. Ahora se usa para detectar esta tecnología, pero no quita que a futuro el Inase determine que debe usarse para otros granos.

-¿Cuándo empieza a aplicarse?
-Ya está vigente. Es para la campaña 2015/2016, porque ya venció el segundo plazo para la entrega de las declaraciones juradas de los operadores (el primero fue en marzo y el segundo fue ahora en agosto). Ocurre que las declaraciones juradas del Inase son secuenciales. En el momento inicial, el operador declara que compró equis cantidad de semillas y presenta la factura. En la siguiente debe declarar cuántas semillas utilizó para su siembra, cuánto cosechó y cuánto de eso que obtuvo va a guardar para uso propio. En ese caso, el Inase le da unos stickers. En la siguiente declaración dirá cuánto de esa semilla de uso propio utilizó y cuánto obtuvo y así.

-¿La semilla de uso propio no debe pagar canon de biotecnología?
-No, eso por ahora está protegido.

 


Sin cláusula Monsanto

– La resolución 207 del Inase implica que el Estado estableció, bajo la responsabilidad del Inase, el control y fiscalización del mercado de semillas, utilizando, entre otros procedimientos, el muestreo y testeo de todos los cargamentos de soja por parte de los operadores de granos.
– Las medidas son de aplicación para la campaña 2015/2016.
– Los infractores de esta resolución serán sancionados según el artículo 38 de la Ley de Semillas. La norma dispone al respecto multas que como mínimo serán el equivalente en pesos al valor que, como grano, correspondiera al volumen de la mercadería en infracción.
– La resolución 207 del instituto apunta a cerrar la disputa con la multinacional en torno del uso de la soja Intacta, resistente a insectos.
– Para asegurarse el cobro de esa tecnología, Monsanto impuso el año pasado una cláusula en los contratos de compraventa de granos, por la cual los productores aceptaban que se analizara su soja en los puertos, con un sistema de descuento automático en caso de no haber pagado la regalía correspondiente

Fuente:

Publicidad