8 de agosto de 2016 23:03 PM
Imprimir

Uruguay : La trazabilidad posibilita “un producto sin hormonas, antibióticos ni proteínas”

CompartiremailFacebookTwitterEl vicepresidente del Frigorífico San Jacinto, Gastón Escayola, indicó que el sistema de trazabilidad impulsado por el gobierno, que identifica al ganado bovino desde su nacimiento hasta el fin de la comercialización, posibilitó la certificación “Never Ever 3”, que asegura un producto sin hormonas, antibióticos ni proteínas de origen animal, condiciones que impulsan las ventas […]

El vicepresidente del Frigorífico San Jacinto, Gastón Escayola, indicó que el sistema de trazabilidad impulsado por el gobierno, que identifica al ganado bovino desde su nacimiento hasta el fin de la comercialización, posibilitó la certificación “Never Ever 3”, que asegura un producto sin hormonas, antibióticos ni proteínas de origen animal, condiciones que impulsan las ventas a Estados Unidos desde noviembre pasado.
La estrategia de diferenciación de la carne impulsada por Ganadería y Relaciones Exteriores con el sector privado permitió abrir el mercado de Estados Unidos para la carne ovina con hueso y para la denominada “Never Ever 3”, y remarcó el “trabajo en equipo” existente junto al Instituto de Carnes para posicionar en el mundo la marca país.
Señaló que la mejor muestra de la coordinación se logró en el Instituto Nacional de Carnes (INAC) para la apertura del mercado ovino con hueso a Estados Unidos por el compartimento ovino emplazado en el departamento de Florida.
San Jacinto, ubicado en el este de Canelones en la ciudad homónima, con 10.000 habitantes, emplea en forma directa a 800 personas y en forma indirecta, a más de 300. El frigorífico obtiene ganancias por 150 millones de dólares anuales gracias al volumen de exportación y es una de las cinco principales plantas que coloca sus productos en el exterior.
Escayola certificó que el sistema de trazabilidad y la marca “Uruguay Natural” se manejan “absolutamente” en cada una de los negociaciones en el exterior como dos grandes referencias. Destacó que la trazabilidad cumplió objetivos distintos en los últimos diez años, factor que “fundamentalmente permitió abrir mercados”.
Y acotó: “son cosas que INAC, como gran organismo de promoción, nos está apoyando para promover esas características, puesto que el sector busca asentarse en diferenciales para poder comercializar con éxito”.
En ese aspecto, detalló que en el negocio cárnico hay dos alternativas a seguir. En primer lugar, se encuentra la colocación de un volumen “muy grande” del animal que habitualmente se vende y el comprador final es quien procesa el producto para hacer beneficio del consumo masivo. Además, está el trabajo que se hace con aquel tipo de cliente que se busca para colocar productos de calidad en nichos de alto valor.
Para poder vender la carne, principalmente la de mayor valor, el gobierno y el sector privado marcan presencia en cuatro principales ferias alimenticias internacionales, “Prodexpo” Moscú, Rusia y las tres “Sial” que se desarrollan en Shangái, China, Anuga, Alemania y Francia.
Finalmente, indicó que faltaría más volumen de ganado y materia prima para que la capacidad instalada industrialmente trabaje a pleno y reducir la estructura e costos fijos. Tenemos capacidad para faenar 3 millones de animales anuales y estamos en 2,2 millones”, expresó.

Fuente:

Publicidad