9 de agosto de 2016 17:02 PM
Imprimir

Le dieron de baja la matrícula al polémico matarife de “Carne para todos”

Evasión en carnes Agroindustria suspendió la habilitación de Ricardo Bruzzese, famoso por presentar junto a Cristina Kirchner un camión con cortes a precios populares.

Inspectores del Ministerio de Agroindustria descubrieron esta semana que en el frigorífico Penta, de Bernal, se había adulterado documentos para disimular la faena de bovinos muy pequeños, entre otras inconsistencias en los papeles de la planta. Como consecuencia del operativo, se decidió suspender la matrícula a esa empresa, que pertenece a Ricardo Bruzzese,  el matarife que se hizo famoso cuando presentó en Plaza de Mayo, junto a la ex presidenta Cristina Kirchner, el polémico camión de “Carne para todos”.

En el marco del regreso de los operativos de control al sector de ganados y carnes, donde la evasión impositiva fue estimada por diversas fuentes en unos 10.000 millones de pesos anuales, el personal de Agroindustria detectó que en Penta se habían faenado el 3 de agosto al menos tres tropas con bovinos que no llegaban al peso mínimo de faena establecido desde hace años para estimular una mayor producción de carne. Pero lo más grave fue que además se encontraron en las cámaras de frío varias medias reses que figuraban como de 80 kilos cuando en realidad pesaban cerca de 60 kilos.

 

Controlar el peso mínimo de faena será una de las prioridades de la renovada área de Control Agropecuario con que cuenta la cartera de Ricardo Buryaile. El ministro asignó esa función a Marcelo Rossi, un respectado técnico que presidió la ex ONCCA hasta 2007, pero luego se alejó tras sus primeros encontronazos con el ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

 

Justamente fue Moreno el que propició el rápido crecimiento de Bruzzese en el negocio de la carne. A pedido del ex secretario, en abril de 2011, este empresario montó en Plaza de Mayo una carnicería móvil destinada a vender cortes a precios populares. Pero el vehículo, bautizado “Carne para todos” y bendecido por la propia Cristina, sólo sirvió de maquillaje. El camión recorrió algunos municipios del conurbano durante pocos meses, en coincidencia con la campaña electoral de 2011. Y luego desapareció.

 

 

Acto por el 24 de Marzo del 76 en el Mercado Central.
Participaron Hebe de Bonafini, Amado Boudu, Guillermo Moreno, Gabriel Mariotto, Debora Giorgi, y Ricardo Bruzzese.
FOTO, GERMAN GARCIA ADRASTI

Acto por el 24 de Marzo del 76 en el Mercado Central. Participaron Hebe de Bonafini, Amado Boudu, Guillermo Moreno, Gabriel Mariotto, Debora Giorgi, y Ricardo Bruzzese. FOTO, GERMAN GARCIA ADRASTI

Lo cierto es que, ya sin su camión y de la mano de Moreno, Bruzzese registró un veloz ascenso. A mediados de 2013, desembarcó como nuevo hombre fuerte en Penta, un grupo formado por tres plantas que por entonces era el mayor comprador de hacienda en el Mercado de Liniers. A los pocos meses, sin embargo, esas empresas comenzaron a acumular una deuda millonaria (de al menos 30 millones de pesos) con varias firmas consignatarias y el empresario tuvo que enviar a concurso de acreedores una de esas fábricas, La Nueva Escocia SA. Penta siguió en actividad, con cerca de 300 trabajadores.

 

En su inspección a la planta de Bernal, la mayor de ese grupo, el Ministerio de Agroindustria no solo comprobó la faena de animales de muy bajo peso sino varias inconsistencias documentales, por lo que se decidió suspender preventivamente la matrícula. En la inscripción de la empresa, por ejemplo, no aparece Bruzzese sino una mujer llamada Carina Julieta Lange. El dueño de “Carne para todos” solo aparece como garante de la firma Rakancy SA, que es la que se quedó sin matrícula por la millonaria deuda acumulada con los consignatarios de Liniers.

Fuente:

Publicidad