11 de agosto de 2016 03:35 AM
Imprimir

Los productores celebran la promoción de la carne de cerdo en los supermercados

CompartiremailFacebookTwitterLuego de una reunión con funcionarios del gobierno, los supermercados recibieron un pedido especial: estimular la venta de carne de cerdo, dándole más visibilidad en las góndolas para que el consumidor la elija. Los comercios estuvieron de acuerdo, y la razón de este pedido no se ocultó. El Gobierno busca quiere tener más cabezas disponibles […]

Luego de una reunión con funcionarios del gobierno, los supermercados recibieron un pedido especial: estimular la venta de carne de cerdo, dándole más visibilidad en las góndolas para que el consumidor la elija.

Los comercios estuvieron de acuerdo, y la razón de este pedido no se ocultó. El Gobierno busca quiere tener más cabezas disponibles de carne vacuna para exportar, y recuperar las posiciones a nivel mundial que perdió el país luego de las restricciones a las exportaciones.

Si bien ahora se busca darle un nuevo impulso al consumo de cerdo, la suba en los precios de la carne vacuna marcaron un principio de cambio cultural, y los argentinos ya consumen 13 kilos de carne porcina por año, según datos oficiales del ministerio de Agricultura.

 

 

Aguirre. El productor porcino Oscar Aguirre dijo sobre esto que “esto es una muy buena medida. De golpe pasamos de una exportación indiscriminada de carne a una promoción. Vale aclarar que la carne de cerdo que viene de afuera es para embutidos, es pulpa. Pero muchos la descongelaban y la ponían a la venta como tal. Ahora vamos a ver qué resultados logramos con esta medida. En los últimos años, hemos visto que hubo un giro en la cultura y la comida y el asado, incluyen bastante carne porcina. Hemos perdido la costumbre de comer cerdo sólo en embutidos y pasamos a la carne fresca. Vemos un aumento importante y estamos en trece kilos por año por persona. Estiman que, en un año más, se llegará a 20 kilos por persona y en el mundo también se está consumiendo  más carne porcina”.

“Esta medida de querer exportar más carne vacuna obviamente que, a nosotros, nos beneficia. Veo que ahora hay mayor interés de los compradores de cerdo en pie, hay una leve mejora, pero no hay que olvidarse que, los criamos cerdo, tenemos los insumos en dólares. El sector se ha empezado a mover porque la importación europea parece que se suspendió. Igual, estas medidas tendrían que haber sido tomadas con anticipación porque se sabía que al tener costos en dólares obviamente íbamos a quedar muchos en el camino y así pasó. Esperamos que con esta medida la cosa mejore para lo que resta del año”, puntualizó.

 

 

Trabajar a pérdida. La suba en el costo del maíz, la devaluación del peso y la liberación de las importaciones de carne de cerdo, está haciendo cada vez más difícil que los productores porcinos tengan márgenes de ganancia y puedan continuar con la actividad.

Allá por el mes de mayo, Oscar Aguirre había aseverado que “los últimos años habían sido bastante buenos, pero ahora ya no es así. Del año pasado a este, en cuanto a precio, hemos tenido un gran bajón. Estamos en 2016 y vendiendo a precio de 2014, con unos costos imposibles de cubrir. La situación es bastante caótica y, si se arregla, va a ir para largo. Yo no vislumbro ninguna salida inmediata. Sé que han hecho algunas reuniones en el ministerio de Industria, de la cual participó Federación Agraria y otras instituciones, y dicen que pararon las importaciones”.

Fuente:

Publicidad