6 de abril de 2010 07:38 AM
Imprimir

Mexico  –  Sólo 18 casos de tuberculosis en cabezas de ganado

Fueron sacrificadas para evitar daños en las personas

De las pruebas realizadas para la detección de Brucella y Tuberculosis a 4 mil 600 cabezas de ganado, fueron detectados solamente 18 casos positivos, las que fueron sacrificadas de acuerdo a la reglamentación estatal de salud pública, esto lo dio a conocer Gregorio Manzanares López, regidor de Desarrollo Agropecuario en el municipio de Tlaquiltenango.

Haciendo énfasis en que el Operativo de Barrido de Brucella y Tuberculosis busca garantizar la calidad en los productos cárnicos y lácteos derivados del ganado bovino en el municipio de Tlaquiltenango, el concejal especialista en los temas relacionados con el campo y la ganadería aseveró que la frecuencia en los resultados obtenidos a través de los estudios apuntan a que menos del 0.04 por ciento del total de la población censada de bovinos padecen estas enfermedades y que por medio de sus derivados afectan la salud humana.

"Un solo caso es de preocupación, sin embargo encontrar ganado saludable en su gran mayoría es satisfactorio, porque ello habla de productores responsables y quienes además han mostrado su total interés y disposición para someter a sus vacas a la prueba", dijo.

Asimismo, Manzanares López afirmó que este barrido que será aplicado a 17 mil vacas, se cimienta en dos principales vertientes, la primera de ellas es que tiene que ser a detalle comunidad por comunidad y la segunda es dar continuidad a los registros históricos que se tienen, "Dejar en olvido el archivo histórico sería un error garrafal, en donde se han presentado brotes de Tuberculosis o Brucella es en donde principalmente se pone énfasis", dijo.

Finalmente, el concejal recordó que ante el sacrificio de cada res, el Gobierno del Estado por medio de la Dirección de Ganadería aporta de la cantidad de 2 mil 500 pesos, cifra idéntica a la que entrega por convenio el Municipio y que sumados son ascienden a la cantidad de 5 mil pesos que se dan al productor por cada cabeza que permite sacrificar, "Es un beneficio en compensación de buena voluntad y con las pruebas necesarias que garantizan que el bovino sacrificado tiene la enfermedad", acotó

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *