12 de agosto de 2016 12:58 PM
Imprimir

La carne argentina, cada vez más cerca de los EEUU

El sector cárnico aguarda la resolución de los trámites pendientes para autorizar un cupo anual de 20.000 toneladas de cortes vacunos certificados en ese destino antes de fin de año.

Los ganaderos locales aguardan con ansiedad la resolución de los trámites pendientes para autorizar un cupo anual de 20.000 toneladas de carne vacuna certificada a los Estados Unidos, que podría llegar a las góndolas estadounidenses antes de fin de año.

Alfredo Gusmán, de la Asociación de Criadores de Angus, reconoció que esta posibilidad “desvela a los productores y frigoríficos exportadores locales a cuenta del negocio que se cierne sobre ventas cárnicas, que replicarían el nivel de calidad que requiere la Cuota Hilton, cupo que pese a no haberse cumplido en los últimos años tiene por destino Europa”.

El tema es parte de las gestiones bilaterales que mantienen los gobiernos de Barack Obama y Mauricio Macri, y que aguarda la respuesta técnica del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), que debe fiscalizar establecimientos ganaderos y frigoríficos locales.

“Esperemos que antes de fin de años podamos decir que estamos exportado carne bovina a los Estados Unidos”, indicó Gusmán tras reconocer el avance de las gestiones en manos del Senasa y el Ministerio de Agroindustria.

Desde el ámbito oficial se trabaja, además, en proveer de eficiencia a sectores tales como la producción, la faena y frigoríficos, y la comercialización, sumando también cuestiones que permitan verificar la trazabilidad de la materia prima.

Agroindustria avanza con la definición de medidas que reporten un mayor grado de transparencia en cada sector de la cadena cárnica: el objetivo es fiscalizar y a la vez devolver rentabilidad a un sector que buscará incrementar sus niveles de exportación.

Aníbal Pordomingo, especialista del INTA, afirmó: “La Argentina tiene buena calidad de carne pero eso no alcanza, hoy hay que probarlo con la mayor información objetiva posible. En algunos casos no somos competitivos por el tamaño de los animales que vendemos y en otros por cuestiones tales como el sobreengrosamiento del área de bife”.

“Tenemos carne de calidad pero cuando miramos al mercado de exportación, aún tenemos deberes por hacer”, reconoció Pordomingo en declaraciones periodísticas.

Es por ello que desde las áreas técnicas y especialmente en el INTA comenzaron a generar contactos con productores, frigoríficos y exportadores para posibilitar laconformación de un régimen de tipificación para los distintos cortes de carne, elementos requeridos para posibilitar su venta al exterior.

Esto permitirá hacer seguimientos en ítems tales como grado de ojo de bife, grasa dorsal y rendimiento cárnico de los ejemplares, e identificar la ruta que siguieron los animales exportados.

La meta de este trabajo será aportar en los envases cárnicos información detallada sobre la calidad del producto que tendrá por destino los platos de los mejores restaurantes de Europa y los Estados Unidos.

Fuente:

Publicidad