12 de agosto de 2016 03:02 AM
Imprimir

Langostino: el ingreso de buques al AIER rotará sobre la base de sorteos

La insólita decisión fue adoptada por el Consejo Federal Pesquero “a fin de asegurar la equidad”. Buenos Aires pide que todos los barcos puedan operar.

El manejo del langostino no se ha caracterizado por su prolijidad durante esta gestión, sobre todo en lo referido al Área Interjurisdiccional de Esfuerzo Restringido (AIER), donde predominan las marchas y contramarchas.

En el Acta 18/16 el Consejo Federal Pesquero dispuso que podrían trabajar en aguas nacionales comprendidas entre 44° y 45° Sur, desde el límite Este del AIER hasta los 64° de longitud Oeste veinte embarcaciones fresqueras menores a 30 metros de eslora.

Semanas después y tras la queja de la flota de Rawson expresada por el representante de Chubut, Lino Villagra, en el Acta 20/16, los consejeros decidieron que de aquellos veinte barcos habilitados, solamente cinco podrían ser mayores a 21 metros de eslora.

Bajo esas condiciones, finalmente el 5 de agosto se abrió el AIER incluyendo a cinco barcos mayores a 21 metros; todos en operaciones para un mismo grupo empresario. El detalle llamó la atención.

Pero finalmente este jueves las reglas volvieron a cambiar. El Consejo estableció que los buques inscriptos rotarán cada diez días en la AIER mediante sorteos que realizará la Dirección Nacional de Coordinación Pesquera.

Los integrantes del cuerpo, con excepción del representante bonaerense, Francisco Di Leva, quien se abstuvo en la votación, exhibieron como argumento: “Se busca asegurar la equidad para el resto de los buques interesados en participar de la pesquería en esta área”.

“Producen normas acordes y proporcionales a su pobre capacidad de gestión. No les pidas otra cosa más que el ridículo”, expresó un armador consultado por Pescare.com.ar acerca del sustento legal que tiene una decisión de este tipo.

 

Reclamo de Buenos Aires

Por su parte, Di Leva pidió que directamente se suprima el límite de veinte buques y que puedan operar todos los interesados. La consulta ahora fue trasladada al Inidep para que evalúe su factibilidad técnica.

En este sentido, conviene recordar que la AIER fue creada exclusivamente para proteger a la merluza, no al langostino. En cualquier caso, no se habían establecido hasta aquí diferenciaciones por eslora para faenar en la zona.

La Ley Federal Pesca tampoco admite excepciones para realizar actividades extractivas en las áreas de veda sobre un recurso determinado. Esto en función del rol que debe asumir el Estado para administrar; lejos del azar, los bolilleros y la suerte

Fuente:

Publicidad