12 de agosto de 2016 13:06 PM
Imprimir

China aprobó límite máximo de metasulfitos en el langostino

Las gestiones iniciadas en 2015 por la Subsecretaría de Pesca y el SENASA ante la Comisión de Salud china dieron sus resultados ayer cuando se publicó la aprobación de uso de metasulfito de sodio en langostinos y cangrejos, frescos y congelados, hasta 0,1 gramos por kilo

En la tarde de ayer el Ministerio de Agroindustria de la Nación anunció que luego de las gestiones iniciadas por la Argentina hace un año y medio ante la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar de la República Popular de China, se aprobó el límite máximo para sulfitos en langostinos, “lo cual permitirá la exportación del producto capturado en aguas de nuestro país sin los obstáculos” para ingresar en el mercado de este gigante asiático.

“Se recuerda que en 2014 las exportaciones de langostinos de la Argentina y otros países comenzaron a tener problemas para ingresar en China, debido a cambios normativos en este país que derivaron en la omisión de un límite máximo para sulfitos en langostinos, calamares y carne de cangrejo”, recuerdan en el comunicado.

La Comisión de Salud china publicó en su página web el Anuncio N° 9/16, con fecha 3 de agosto, por el cual se aprueba una enmienda a la norma GB 2760-2014, con el fin de incluir la extensión del uso de ocho aditivos de alimentos, incluyendo al metasulfito de sodio (SO2) en productos de la pesca (específicamente langostinos y cangrejos), frescos y congelados con una tolerancia máxima de 0,1 g/kg.

El Servicio Nacional de Calidad y Seguridad Agroalimentaria señaló que el nivel fijado en la norma está en línea con la solicitud realizada por la parte argentina “el 22 de enero de 2015 mediante nota de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de la Nación, en base a las recomendaciones fijadas por la Norma General Para los Aditivos Alimentarios del Codex Alimentarius (CODEX STAN 192-1995 incluyendo las revisiones hasta 2014) de 100 mg/kg”.

Es de destacar el reconocimiento por parte del ministro Ricardo Buryaile al trabajo realizado por las administraciones de la gestión anterior en este logro, al señalar que la aprobación de la Comisión del país asiático “es resultado del trabajo conjunto que realizaron la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, la Dirección Nacional de Relaciones Agroalimentarias Internacionales, SENASA y la Consejería Agrícola en Beijing, que trabajaron en la solicitud del gobierno argentino que fue presentada en enero de 2015”.

Por supuesto también aclara que el Ministerio “mantuvo viva la demanda en reuniones de alto nivel político como a nivel del Subcomité de Pesca China-Argentina”, lo cual también es auspicioso para los administrados porque deja albergar alguna esperanza de que existirá continuidad de las buenas políticas, al menos aquellas que estén en el ámbito de incumbencia del Ministro

Fuente:

Publicidad