15 de agosto de 2016 12:04 PM
Imprimir

Uruguay : Plan sanitario para controlar la garrapata

"La garrapata se puede controlar con un buen plan sanitario", indicó el integrante del área técnica de Biogénesis Bagó, Horacio Mederos

Mederos explicó que desde el laboratorio se desarrolló una molécula que, si bien no es nueva en el mercado, si lo es para la empresa. La finalidad de la misma es controlar los ectoparásitos sin la necesidad de la utilización de Etión, suspendido momentáneamente al encontrarse residuos del mismo en algunos contenedores de carne exportada.

No obstante, Mederos enfatizó en la necesidad de respetar los tiempos de espera. En éste caso, el producto desarrollado por el laboratorio tiene un tiempo de espera largo, de unos 100 días, e insistió que se deben tener en cuenta; “sobre todo cuando vamos a tratar animales que van a estar próximos a faena”.

Sostuvo que los productores deben tomar conciencia que muchos de los principios utilizados posiblemente no sean los más indicados para tal o cual categoría. Ejemplificó con el caso de las vacas de cría y el transcurso de su último tercio de gestación, donde un baño no es lo más indicado. Entonces, -dijo- “este producto, como es de aplicación sobre el lomo, les vendría bien”, dijo.

Mederos subrayó que “la garrapata se puede controlar con un buen plan sanitario”, con un tratamiento que ataque las generaciones de las garrapatas con la rotación de los principios activos. Con ello se puede retrasar la aparición de la resistencia, siempre y cuando no se abuse de ellos y haya rotación de los mismos, indicó.

 

 

ENTORES

Sobre los próximos entores, Mederos apuntó que las hembras, sobre todo las vaquillonas que ingresan por primera vez al rodeo de cría, deben llegar con buen peso. Ejemplificó que el año pasado se tuvo problemas importantes en la vaquillona. “Se vio mucho celo que después no era fértil y un porcentaje alto de vaquillonas falló”, acotó.

Por ese motivo, señaló que se debe priorizar la alimentación y después elaborar “un muy buen esquema” en lo sanitario, “tanto de parasitosis como de inmunización”  para no tener infertilidad y abortos.

Del mismo modo, reiteró que se debe prestar especial atención a las hembras que cursan su último tercio de preñez, porque de cuan resentidas se encuentren depende la ganancia en kilogramos del feto, justamente en el momento que más demandante se vuelven.

Dijo que esas mismas vacas necesitan una buena atención parasitaria y alimentaria para que puedan “llegar al entore con un peso y un desarrollo tal que le permita quedar preñada nuevamente”. Entonces, en cuanto al próximo entore, “nos vamos a jugar un partido importante, ya que los porcentajes de preñez no han arrojado los valores que esperábamos, así que este año tendríamos que intentar tener una mayor cantidad de vacas disponibles para ser entoradas” y así “llegar al 2017 con una buena cantidad de terneros”, dijo.

 

 

MACHOS

“Tampoco hay que descuidar los machos, que por lo general los tenemos abandonados”, dijo. Sobre ello, dijo que se comenzó a trabajar sobre ellos, tanto en lo sanitario y la alimentación.

También hizo hincapié en la condición corporal, ya que “van a tener un trabajo arduo por delante”. En ese sentido, manifestó que se deben utilizar las vacunas para prevenir las afecciones del aparato reproductor, además de una buena revisión de los toros.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

Fuente:

Publicidad