6 de abril de 2010 14:29 PM
Imprimir

El campo pidió prórroga para pagar el impuesto

La reunión de ayer entre el sector del campo y el Gobierno entrerriano dejó definiciones a mitad de camino entre las pretensiones y posibilidades de ambas partes. Ni las entidades están de acuerdo con el incremento del impuesto inmobiliario rural, cuyo vencimiento es el 15 de abril, ni la Provincia estaría en condiciones financieras para poder prorrogar el vencimiento.

Con menos tensión de la que había hace dos años, cuando se discutía la resolución 125, pero sin dejar de lado los reclamos, las cuatro entidades entrerrianas del sector agropecuario se reunieron ayer con el ministro de Economía, Diego Valiero, para analizar el incremento del Impuesto Inmobiliario Rural.
Durante el encuentro, que duró más de dos horas, los dirigentes agropecuarios solicitaron una prórroga de 30 días para el pago de la primera cuota (vence el 15 de abril) del Impuesto Inmobiliario Rural y que el Gobierno provincial gestione ante el Gobierno nacional “mejores condiciones para poder comercializar el trigo”.
Aunque moderados, los dirigentes de las entidades agropecuarias no ocultaron su malestar y cargaron sus críticas hacia las políticas agropecuarias del Gobierno nacional, las que –dijeron– “dificultan la comercialización de la producción” y “poder hacer frente al pago de los impuestos provinciales”.
En una suerte de concesión a medias, los productores coincidieron en la metodología que se aplicó para el avalúo del impuesto, pero dijeron “no” al porcentaje de incremento que deberán pagar.

A MEDIAS. En tanto, desde el Gobierno se dio una respuesta con puntos suspensivos. Al término de la reunión, EL DIARIO dialogó con el ministro de Economía, quien reconoció que la petición de las entidades será evaluada con el gobernador Sergio Urribarri, pero acto seguido, reconoció que la Provincia está con dificultades financieras para hacer frente al cronograma de pagos de los agentes públicos y el pago depende de los “ingresos” que se van teniendo.
“La prórroga la vamos a evaluar con el Gobernador. Les expliqué (a los dirigentes del campo) que tenemos todo el cronograma de vencimientos previstos para todo el año y, del cobro de los impuestos dependen los ingresos que está teniendo la Provincia para hacer frente al pago salarial”, confesó Valiero.
Por esa razón, reconoció el titular de la cartera de Hacienda, la Provincia no ha podido completar el cronograma de pagos a los estatales. “En marzo y abril, el nivel de ingreso es inferior a los egresos y por eso estamos teniendo dificultades para completar con el cronograma de pagos”, enfatizó.
Aunque no dijo no, tampoco sí, el ministro de Economía dejó entrever que la prórroga del impuesto, tal como lo solicitaron las entidades, es un tema complejo. “La posibilidad que tiene el Gobierno para poder acceder a este tipo de beneficios es cuando se conocen los casos determinados, como las emergencias, en los cuales se identifica a los productores que no pueden o tienen alguna dificultad. Tendremos que ver cuáles son los productores que ya están en los beneficios (en referencia a quienes accedieron a la emergencia agropecuaria, declarada por la sequía del año pasado)”.
A entender del ministro, dentro de los costos que los productores tienen, el impuesto inmobiliario es el de menor incidencia. “Tendremos que evaluar cuál sería el impacto y de qué manera, si esto se puede dar (la prórroga)”, indicó Valiero. La complicación, según dijo el funcionario, es poder determinar quiénes están con imposibilidades financieras, pese a tener stock de productos, pero no pueden comercializarlo.
No obstante, Valiero recordó que tal como fue acordado con las entidades agropecuarias, la Ley 9.930 estableció diferentes segmentos para la aplicación del avalúo. “El incremento del impuesto se estableció con una metodología gradual”, enfatizó, al tiempo que recordó que “hace años que no se aplicaba ningún tipo de incremento del impuesto inmobiliario rural”.
“El incremento se aplicó con un criterio conservador, nunca se aplicó los mayores valores sino que se trató de la media hacia abajo, a los efectos de que no tuvieran impactos negativos”, enfatizó el ministro de Economía, al tiempo que defendió el incremento del impuesto. “Son valores razonables y en la estructura total de gastos del sector”, dijo, el impuesto inmobiliario no es el de mayor incidencia.

Las voces de la Mesa de Enlace

La llamada Mesa de Enlace provincial estuvo encabezada por Alfredo De Ángeli y Alfredo Bel, por la Federación Agraria Argentina (FAA); Luis Miguel Etchevehere y Juan Diego Etchevehere, por la Sociedad Rural (SR); Gonzalo Álvarez Maldonado, por la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) y Juan Galli, por la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer).
Además del ministro de Economía, Diego Valiero, del encuentro participó el director de Economía e Información Agroalimentaria, Diego Pérez; y funcionarios de la Dirección General de Rentas (DGR).
Al término de la audiencia, EL DIARIO, consultó a cada uno de los dirigentes agropecuarios, que opinaron lo siguiente:

* LUIS MIGUEL ETCHEVEHERE: “Sobre este hecho consumado, es decir el incremento del impuesto inmobiliario rural, vinimos a pedir dos cosas: una que prorroguen el vencimiento de la primera cuota, porque para la fecha que está previsto el primer vencimiento (15 de abril) no se ha cobrado la posible cosecha de soja y, por el otro, ya que el impuesto está calculado a los valores de los productos (es decir sobre lo que producimos) y cómo a ese precio no lo podemos vender, como es el caso del trigo o el maíz, le propusimos que cobren el impuesto en físico, o sea a través de un certificado de depósito en una planta de silos o cooperativas. Nosotros no podemos vender, no tenemos hoy quién nos compre ni el trigo, ni el maíz. No podemos vender los animales de exportación, por los permanentes cambios de reglas de juego. Ya que tienen en cuenta para cobrar el impuesto los valores del precio del producto, entonces que el Estado reciba ese producto al valor que dice que vale. Porque nosotros cuando queremos ir a vender, no tenemos quién lo compre”.

* GONZALO ÁLVAREZ MALDONADO: “Le dijimos al ministro que hay productores que no van a poder pagar, porque la recaudación en el 2009, bajó al 50 %. El productor agropecuario es un buen pagador, paga en término el 70 u 80 %, que otras actividades de la ciudad, como la industria o el comercio, no lo hace. Por lo tanto, si no se toman medidas para pequeños y medianos productores, teniendo en cuenta la falta de producción del 2009, a raíz de la sequía y la falta de rentabilidad, no van a poder pagar el impuesto. Queremos que se tenga en cuenta a esos productores. Lo que queremos es que haya un impuesto que pueda ser pagado”.

* ALFREDO DE ÁNGELI: “Le pedimos un prórroga de 30 días, porque el problema que tenemos es la gran asfixia del Gobierno nacional. Los impuestos entrerrianos y municipales, deberíamos venir a pagarlos con alegría, ni discutirlo, pero es tan grande la asfixia de impuestos y de la política que está aplicado el Gobierno nacional en la comercialización de carne, trigo, maíz o leche, que a los productores se les hace imposible poder pagar los impuestos provinciales”.

* JUAN GALLI: “Lamentamos tener que venir a este tipo de reuniones a discutir aumento del impuesto inmobiliario. Queremos pagar los impuestos, no te digo que con alegría porque nadie viene contento a pagar un impuesto, pero por lo menos con satisfacción, porque veríamos plasmado que ese impuesto es para pagar mejores sueldos, para tener mejores rutas u otras cosas. Lamentablemente este alineamiento que tiene este gobernador (Sergio Urribarri) con el Gobierno nacional hace que nosotros tengamos que hacernos cargo de los mayores gastos que tienen las provincias. Hoy deberíamos, estar peleando puntos de coparticipación federal o una manera distinta de distribución del ingreso y no el incremento del impuesto inmobiliario rural”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *