6 de abril de 2010 14:35 PM
Imprimir

Un feedlot ya produce un tercio de la electricidad que consume

La empresa agropecuaria Ser Beef, con 45.000 hectáreas radicadas en la provincia de San Luis, inauguró una obra de ingeniería para autoabastecerse de energía eléctrica a partir de un dique de agua provincial, otorgado en concesión mediante un convenio bilateral firmado entre la empresa y el Ministerio del Campo del gobierno de San Luis.

Para generar electricidad, se instalaron tres turbinas hidroeléctricas a la salida del dique Paso de las Carretas, a 55 kilómetros al este de la capital. Sin alterar el flujo del agua pero aprovechando su movimiento, la minicentral genera electricidad para cubrir en un tercio la demanda de la empresa, y así aliviar en un 5 % la red energética de San Luis.

En su mayoría, la energía que utiliza Ser Beef es destinada al abastecimiento de sus equipos de riego en 9.000 hectáreas . La empresa produce un total de 65.000 toneladas de granos anualmente; engorda 90.000 bovinos en feedlot propio, además de contar con 8.000 cabezas de cría y recría, y destinar 150 hectáreas a un plan forestal.

Bonos verdes

“Ahora somos una provincia generadora de electricidad”, felicitó el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, a la presidenta de la compañía de capitales italianos, Elena Radici, tras el corte de cintas. La inversión total fue de 1,5 millón de dólares para la construcción realizada en ocho meses.

El convenio rubricado establece que Ser Beef pagará al Estado sanluiseño un canon mensual del 1,4 % de la energía producida. La obra contribuye a reducir el efecto invernadero, en armonía con el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) contemplado en el Protocolo de Kyoto. Esto le permite a la empresa obtener “bonos verdes”, que cedió al gobierno de San Luis y que cotizarán en el mercado internacional.

“La dimensión ambiental es parte de la estrategia de desarrollo de Ser Beef como valor que atraviesa horizontalmente todas las actividades de la empresa”, dijo Radici, a la vez que destacó el “trato dinámico, positivo y profesional” con las instituciones provinciales, que permitió llevar a cabo semejante proyecto.

Ingeniería ambiental

Desde la empresa explicaron que la obra en cuestión es una central hidroeléctrica normal, que produce energía aprovechando el salto y el caudal del dique. Fue diseñada por especialistas italianos específicamente para este emprendimiento. Las tres turbinas proporcionan una potencia de 500 a 1.200 kilowatts, generados con un caudal de 9,9 metros cúbicos por segundo y un salto de 14,5 metros.

Las firmas SIME Energía SRL (Italia), Ser Beef SA y Premoldeados San Luis SA realizaron un “by pass” sobre la cañería existente de 2.500 milímetros de diámetro que transporta agua hacia las válvulas, a través de las cuales el agua vuelve al canal revestido, para ser conducida hasta Villa Mercedes para uso humano, agrícola y ganadero.

Antes de estas válvulas se conectó la nueva cañería, que conduce el agua hasta una trifurcación que se inserta en cada una de las turbinas, equipadas con sensores automáticos que ante cualquier desperfecto activan las antiguas salidas para no dejar sin flujo al dique.

Dependiendo del nivel y del caudal de agua del dique a lo largo del año (varía según las lluvias y la demanda hídrica), automáticamente se ponen en marcha una, dos o las tres turbinas de hélice, todas ellas utilizando un aceite lubricante no tóxico.

Cuando el generador es movido por cada turbina, produce electricidad con una tensión de 400 volts, tensión que un transformador eleva a 33.000 volts para luego enviarse a la red externa, previo paso por un mecanismo de medición.

A través de cables subterráneos, la energía limpia producida por las turbinas se introduce en la línea eléctrica externa ya existente, sumándose al sistema interconectado provincial.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *