6 de abril de 2010 14:41 PM
Imprimir

El Mercosur y la Unión Europea reanudan negociaciones

La posibilidad de que los europeos puedan participar en las millonarias licitaciones estatales de Brasil y consigan vender en el mediano plazo autos sin aranceles propiciaría el reinicio formal de las negociaciones entre Mercosur y Unión Europea para firmar un acuerdo comercial

A instancias de Argentina, que tiene la presidencia protémpore del bloque, y de España, con igual rol en la Unión, el anuncio podría formularse en la cumbre de presidentes de América latina y Europa que tendrá lugar el 17 de mayo en Madrid. De concretarse, el tratado impactará fuerte en el sector privado de ambos continentes.

Mañana se reunirán en Buenos Aires técnicos del Mercosur para limar la posición que a fin de mes confrontarán con los europeos en Bruselas, último intento para cerrar filas en torno de un texto que dé base para el proyectado anuncio de Madrid. Las discusiones con miras a firmar un tratado comercial quedaron paralizadas en el 2004. Entonces Europa se negaba a liberalizar su frontera para los productos agroalimentarios. Sin esa contrapartida, el Mercosur no estaba dispuesto a hacer lo propio en “lo sustancial del comercio”, rebajando o eliminando aranceles para el 90 por ciento de su grilla industrial y de servicios.

Un aporte clave para empezar a cerrar esa brecha ahora es la buena disposición de los brasileños a admitir la participación en las compras gubernamentales. Esto significa que las empresas europeas podrán presentarse en los concursos para los apetitosos emprendimientos de infraestructura que Brasil empezó a ejecutar y cuya agenda está alentada por eventos como el Mundial de Fútbol del 2014, los juegos olímpicos de 2016 o la exploración y explotación petrolera y gasífera off shore, sólo por citar algunos ejemplos. La idea es diseñar un régimen que priorice a los oferentes del Mercosur, pero sin marginar a los otros.

Otro anzuelo para Europa es la disposición regional a achicar los plazos para un régimen de importación automotriz sin aranceles. En la oferta anterior, el Mercosur había planteado como hipótesis de trabajo eliminar esos impuestos en dieciocho años, lapso que ahora sería reducido. Falta definir cómo se integrará el autopartismo a ese nuevo esquema, punto que se está analizado con estos fabricantes y las terminales argentinos y brasileños.

“La pelota está en el campo europeo”, sentenció el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Alfredo Chiaradía, a Página/12, sugiriendo que la oferta “hipotética y condicional del Mercosur” debería relajar la posición que los europeos ya han corregido también a favor de un acuerdo. Aunque sin la nitidez esperada en esta región, la UE ya dio señales concretas de que está dispuesta a reducir aranceles o suprimir restricciones paraarancelarias sobre los agroalimentos, procesados y no, en muchos casos ampliando las cuotas para comprar esos productos su-damericanos sin gravámenes.

El mercado europeo ofrece buen margen. Una prueba lo da el hecho de que Brasil y Uruguay estén exportando carnes por encima del cupo asignado para venderla libre de arancel, pauta de que la demanda europea es sostenida y está dispuesta a pagar más caro ese producto. La relación comercial entre los bloques es hasta ahora superavitaria para el Mercosur. Con ventas a la UE por 45 mil millones de dólares, el saldo a favor del bloque regional en el 2009 fue de 8840 dólares. Pero si se considera que ése no fue un buen año debido a la crisis, está claro que la performance podría mejorar.

Argentina y España ya paladean el eventual rédito político de haber sido los impulsores del lanzamiento formal de negociaciones, limitadas luego a resolver detalles de un convenio cuyos puntos medulares tienen que estar listos al llegar a Madrid. Para Europa significaría el triunfo del multilateralismo, contra el bilateralismo que impulsan los Estados Unidos como fórmula para organizar el comercio internacional. Para el Mercosur, una prueba de que el bloque aún existe como tal más allá de los papeles

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *