16 de septiembre de 2016 01:42 AM
Imprimir

La certificación halal de la carne de cordero en España se incrementa a un ritmo del 50% anual

CompartiremailFacebookTwitterEl sello Halal se ha convertido en los últimos años en un referente para las empresas que quieren vender cordero en el activo mercado musulmán, tanto dentro de España como en otros países europeos, africanos y asiáticos. “El concepto Halal no es únicamente una serie de requisitos técnicos, sino que debe contemplarse desde un punto […]

El sello Halal se ha convertido en los últimos años en un referente para las empresas que quieren vender cordero en el activo mercado musulmán, tanto dentro de España como en otros países europeos, africanos y asiáticos.

“El concepto Halal no es únicamente una serie de requisitos técnicos, sino que debe contemplarse desde un punto de vista de una filosofía de vida, en el conjunto de actividades aceptadas por la ley islámica. Además, ha superado las connotaciones religiosas para convertirse también en una figura de calidad”, razona Hanif Escudero, del Instituto Halal, recoge Oviespaña.

Durante el pasado año 2014, las empresas de ovino certificadas por el Instituto Halal vendieron un total de 4.611 toneladas de carne de cordero, lo que significa un incremento de más del 50% respecto a los 3.007 t del anterior ejercicio. A falta de cerrar estadísticamente los datos del año 2015 y a que concluya 2016, se espera que la evolución sea similar.

De esos más de 4,5 millones de kilos producidos en 2014, unas dos terceras partes se dedican a la exportación, en concreto 2.993.420 kilos, mientras que el resto tiene como destino el mercado nacional. Los principales países de destino son Argelia, Emiratos Árabes Unidos y Francia.

“Estos destinos demuestran la versatilidad del concepto Halal. En los tres primeros puestos están un país del Magreb, otro de Oriente Medio y un tercero de la Unión Europea. No sólo es importante este sello para países con mayoría musulmana, sino en otros países que tienen una población musulmana significativa”, explica Tomás Guerrero del Instituto Halal.

Fuente:

Publicidad