16 de septiembre de 2016 17:46 PM
Imprimir

EL CAMPO HABLA . . . . . .

CompartiremailFacebookTwitter… que, aunque prevista, la confirmación de la compra de la multinacional Monsanto, por parte de la gigantesca farmacéutica Bayer, en u$s66.000 millones sacudió el tablero agropecuario mundial. Argentina no fue la excepción, aunque aquí tuvo componentes adicionales ante el temor creciente entre dirigentes de la producción y funcionarios, al tener todavía pendiente la definición […]

… que, aunque prevista, la confirmación de la compra de la multinacional Monsanto, por parte de la gigantesca farmacéutica Bayer, en u$s66.000 millones sacudió el tablero agropecuario mundial. Argentina no fue la excepción, aunque aquí tuvo componentes adicionales ante el temor creciente entre dirigentes de la producción y funcionarios, al tener todavía pendiente la definición final sobre la ley de semillas, y el respeto y garantías a la propiedad intelectual, patentes incluidas. Tanto es así que los rumores de los últimos días indican que desde Agroindustria, a pesar de los 10 meses transcurridos, “deliberando” sobre el asunto, ahora querrían “retirar” el proyecto de ley parche que finalmente dieron a conocer (a medias) hace sólo 15 días. Para colmo, la idea vuelve sobre los pasos, a recrear otra multisectorial.

 

 

… que, aunque el lunes fue feriado en EE.UU. (por lo que no hubo actividad en Chicago), y en buena parte de la Argentina diluviaba, igual se hizo el lanzamiento, en la Casa de Gobierno de La Plata, de la megamuestra dinámica del campo que se hará en San Nicolás entre el 7 y 10 de marzo próximo. El dato es que, aun estando en la misma Gobernación, María Eugenia Vidal, al más puro estilo Cristina Fernández (aunque mucho menos producida), llegó una hora y cuarto tarde, no dio ninguna explicación, estuvo 15 minutos, no dijo nada, tampoco contestó preguntas y se fue. “¿Para qué vino?”, preguntaba furioso uno de los tantos empresarios agroindustriales a los que se había citado para el acto, y que a las 4 de la tarde seguía sin comer, mojado, y sin enterarse para que había ido hasta allí. El que la tenía un poco más clara era el nuevo titular del desdoblado Ministerio de la Producción, Joaquín de la Torre, que no consiguió el “permiso” para subir al escenario donde estaban otros pares, incluido el recientemente “retado” secretario de Gobierno, Fabián Peredchonik . “Los muchachos me están haciendo pagar el derecho de piso”, se conformaba el exintendente.

 

 

… que los comentarios siguen siendo variados, aún en el lanzamiento de una asombrosa gama de productos naturales para la producción, que se hizo en el Circolo Italiano, en plena Recoleta. Lo extraordinario es que se trata de una especie de “jugos” de las propias plantas, con potestades básicamente de fertilizantes, pero que actúan sobre la bioactividad de los cultivos potenciando producción y resistencia, tanto a agentes externos como a situaciones de estrés como la sequía.

Obvio que el tema va a disparar la rápida curiosidad, dado que “terminaría” con una de las objeciones más comunes a este tipo de productos, que pasa por la parte de agregados químicos. Otro tema que también se escuchó estos días es el “interés” que tendría una multinacional granaria por adquirir la vapuleada avícola Cresta Roja (fue a convocatoria, y ya recibió dos salvatajes), lo que seguramente sería recibido con beneplácito por la Gobernación bonaerense que tiene ahí un problema grave con miles de empleados en situación bastante precaria. La misma granaria también habría expresado su interés por participar del FFCC Belgrano cargas, si se aprueba el Open Acces a los privados, que está demorando el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

El tema, seguramente, va a ser motivo de corrillos en el próximo Out Look en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, los primeros días de octubre, donde se analizarán tanto las perspectivas agrícolas, como las proyecciones agroindustriales, con participación, incluso, de especialistas del exterior. La entidad, además, acaba de lanzar una conscripción de socios (después de muchos años) y se prepara para el incremento de actividad que se estaría dando a partir del año próximo, al retomarse el crecimiento del área agrícola.

Allí el panorma es bastante más optimista que en la lechería (que sigue a la espera de “algo”), las hortícolas (aunque la protesta de Plaza de Mayo fue criticada por las propias organizaciones del rubro que le atribuyeron intencionalidad política), y ni hablar de la fruticultura, donde los estudios más optimistas marcan hasta $1 de pérdida por kilo, situación que se extiende ya por casi un año.

Fuente:

Publicidad