16 de septiembre de 2016 22:15 PM
Imprimir

Mayor siembra de maíz no sólo compensa quita de retenciones: aumenta la recaudación

Así lo asegura un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario. Los tres niveles de gobierno tendrán un mayor nivel de ingresos, según esta estimación.

La Bolsa de Comercio de Rosario difundió un informe elaborado por su Departamento de Informaciones y Estudios Económicos en el que asegura que la mayor siembra de maíz que se espera para el ciclo 2016/17, no sólo permitiría recuperar el costo fiscal de haber eliminado los derechos de exportación a ese cereal a fines del año pasado, sino que reportaría más recursos al fisco.

“Realizamos un ejercicio de simulación y en él vemos que habría sido correcta la decisión del Gobierno Nacional de eliminar las retenciones al maíz ya que no se produce ninguna pérdida de recursos fiscales. Todo lo contrario, aumentaría la recaudación”, resume el reporte de la entidad bursátil.

En concreto, el efecto neto de eliminar las retenciones beneficiaría a los gobiernos con una mayor recaudación, en torno a 31.500 millones de pesos, y se seguirían percibiendo los 16.800 millones de pesos que se generaban vía retenciones, pero a través de otros impuestos.

 

 

Cálculos

Desde la entidad rosarina recordaron que, según sus estimaciones, el costo fiscal de haberle sacado las retenciones al maíz ronda los 16.833 millones de pesos.

A partir de allí, trazaron dos escenarios: qué hubiera pasado si la alícuota permanecía en el 20 por ciento; y qué sucedió bajo la perspectiva actual; es decir, sin pagar tributos para exportar.

A priori, en los dos escenarios los productores se benefician con la devaluación del peso, estimándose a cosecha un tipo de cambio de 17 pesos por dólar.

 

Con retenciones. Los tres niveles de gobierno recaudarían un total de 23.600 millones de pesos, de los cuales cerca de 16.800 millones provendrían de la aplicación de derechos de exportación y 6.800 millones del pago de otros impuestos (Ganancias, Débitos y Créditos, Tasa Vial, Inmobiliario Rural). La contra es que el área maicera sería menor: apenas se sembrarían unas 4,3 millones de hectáreas.

 

Sin retenciones. Por mejorar la rentabilidad, se sembrarían 5,7 millones de hectáreas; es decir, cerca de 1,4 millones de hectáreas más que si se aplicaran retenciones. Cumpliéndose los supuestos adoptados, en forma consolidada los gobiernos recaudarían un total de 55.100 millones de pesos, es decir unos 31.500 millones de pesos más que si hubieran aplicado retenciones.

Esto surge, como primera medida, por la mayor área sembrada que les haría pagar a los productores 17.200 millones de pesos en los impuestos internos, principalmente Ganancias.  En consecuencia, el ahorro impositivo neto del conjunto de los productores asciende a 6.300 millones de pesos por reducirse los derechos de exportación.

 

 

¿Cómo se compensa eso? 

1) Mayor recaudación impositiva que surge por un aumento en el flujo de costos de implantación de los cultivos producto del incremento en el área sembrada. Este incremento en la recaudación se estima en aproximadamente 28.400 millones de pesos. Es la recaudación que generaría ese mayor volumen de negocios de esas 1,4 millones de hectáreas.

2) Mayor recaudación impositiva que surgiría por los mayores gastos e inversiones del productor, en equipos, insumos rodados o inmuebles, al contar con una mejor rentabilidad (aumenta el margen neto). El incremento en la recaudación se estima en aproximadamente 6.900 millones de pesos.

3) Mayor recaudación impositiva que surge por los mayores gastos de fobbing de los exportadores al aumentar la producción de maíz y el área sembrada: se estiman aproximadamente en 2.500 millones de pesos.

 

“En consecuencia, los distintos Estados (Nacional, provincial y Municipal) al eliminar las retenciones, no sólo estarían recuperando los 16.800 millones de pesos anuales de los DEX que dejo de percibir, sino que estaría sumando a sus arcas fiscales otros 31.500 millones de pesos más”, concluye la BCR.

 

Fuente:

Publicidad